Sevilla

Beltrán Pérez promete una bajada de impuestos para que Sevilla capte inversores

  • Las medidas fiscales que plantea suponen un coste de 24 millones de euros

  • El gasto se recompensaría con la mejora de la recaudación fiscal, la Patrica y la "enajenación" de la Gavidia

Beltrán Pérez expone las medidas fiscales que contempla su proyecto de gobierno. Beltrán Pérez expone las medidas fiscales que contempla su proyecto de gobierno.

Beltrán Pérez expone las medidas fiscales que contempla su proyecto de gobierno. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 12

Una bajada de impuestos para que Sevilla recupere el dinamismo empresarial. Se trata de la promesa lanzada este jueves por el portavoz del PP y candidato de este partido a la Alcaldía hispalense, Beltrán Pérez, en el transcurso de un desayuno informativo en el que ha reunido a buena parte del empresariado sevillano. Las medidas fiscales del líder de la oposición suponen un coste de 23,6 millones de euros, que serían sufragados con la mejora de la recaudación fiscal, la aportación de la financiación autonómica (la Patrica) y la liberación de ciertos activos municipales, como la antigua comisaría de la Gavidia, objeto de debate durante los últimos tres mandatos. 

Beltrán Pérez ha dibujado al inicio de su discurso un panorama bastante desolador del estado de la capital andaluza. Para el candidato popular, que ha utilizado un tono propio de campaña electoral, Sevilla sufre un "estancamiento", visible, por ejemplo, en la pérdida de población y en la comparativa con el incremento de empresas que experimentan otras ciudades, como Málaga o Valencia. 

Para paliar esta situación, Pérez propone un amplio paquete de medidas enfocadas a reducir la presión fiscal en diversos ámbitos. La primera de ellas tiene carácter general y contribuiría al crecimiento económico de la ciudad. Para ello, según el líder de la oposición, resulta esencial una bajada de impuestos, concretada en una merma del 14,74% de los tipos diferenciados del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), aplicable a edificios no residenciales. También se cambiarían los umbrales a partir de los cuales se aplicaría. Así, por ejemplo, si en la actualidad el tipo diferenciado se grava en un establecimiento hostelero cuyo valor catastral es de 986.000 euros, con los populares en el gobierno local este tributo se fijaría a partir de los dos millones de euros. 

De igual modo, se prevé una supresión de la plusvalía en las transmisiones mortis causa en tres años, así como una bajada media del 15% en el coeficiente aplicable al Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Tales medidas supondría un coste cercano a los 11 millones de euros. 

Para fomentar el sector de la construcción -uno de los motores de la economía sevillana más castigados por la crisis-, se prevén distintas reducciones en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), que conllevan un gasto de 900.000 euros. 

Se contempla una reducción del 40% en el IBI a los inmuebles radicados en parques empresariales

Respecto a los parques empresariales (para los que el PP prepara un plan especial que se dará a conocer más adelante), se contempla una bonificación del 40% a los inmuebles radicados en estos enclaves y la supresión de la tasa de recogida de residuos urbanos a los polígonos constituidos como entidades urbanísticas de conservación, a los que se les eximiría de la obligatoriedad de recibir este servicio. El coste de esta ayuda fiscal equivale a tres millones de euros. 

Los otros ámbitos beneficiados por la política fiscal propuesta por el candidato popular son los del emprendimiento, la hostelería y el turismo, el crecimiento demográfico, el deporte, la accesibilidad para personas con discapacidad y dependencia y para los mayores de 65 años. 

Estas medidas, junto a las anteriores, suponen un coste conjunto de 23,6 millones de euros, de los cuales, 17,6 millones (más de la mitad) se desembolsarían en el primer año de mandato. Para hacer frente al importante gasto, Pérez propone mejorar la recaudación fiscal, exigir -como se ha hecho con el PSOE- la mejora de la financiación autonómica a través de la Patrica y la enajenación de edificios municipales, como la Gavidia. 

Estado en el que se encuentra la antigua comisaría de la Gavidia. Estado en el que se encuentra la antigua comisaría de la Gavidia.

Estado en el que se encuentra la antigua comisaría de la Gavidia. / José Ángel García

En este punto, el candidato del PP ha mencionado el proyecto presentado recientemente para construir en la Cartuja un nuevo Ayuntamiento que permitiría "liberar" 29 sedes municipales, lo que contribuiría a mejorar la financiación de las arcas locales. Beltrán Pérez también está dispuesto a reducir el techo de gasto, a tenor de los datos que manejan los populares, según los cuales los últimos años se han dejado de ejecutar 150 millones de euros de los presupuestos, de los cuales 50 pertenecen al capítulo de inversión pública

El portavoz del PP no ha desaprovechado la oportunidad para recordar a los presentes el cambio de signo que se ha producido en el Gobierno andaluz tras casi cuatro décadas en manos de los socialistas. "Es el momento adecuado para alinear el futuro de la autonomía con el de la ciudad", ha alentado Pérez, quien ha incidido en la promesa de la consejera de Fomento, Mari Fran Carazo, de apostar por las líneas 2 y 3 de Metro en lugar de limitarse "a media línea", como contempla el protocolo firmado hace un año entre el alcalde hispalense, Juan Espadas, y el anterior titular de esta consejería, el también socialista Felipe López

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios