el conflicto del taxi

El alcalde recibe a Cabify tras meses de incidentes continuos con taxistas

  • El alcalde pide a la empresa que cumpla las normas del sector y ésta niega que haya incumplimiento alguno.

Mariano Silveyra, gerente de Cabify en España. Mariano Silveyra, gerente de Cabify en España.

Mariano Silveyra, gerente de Cabify en España. / víctor rodríguez

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, se reunió este lunes con los responsables de la empresa Cabify, que ha sufrido durante los últimos meses decenas de ataques y sabotajes por parte de un grupo de taxistas. El encuentro se celebró en el Ayuntamiento de Sevilla y fue simplemente una toma de contacto entre ambas partes, ya que hasta ahora la empresa sólo se había visto en una ocasión con el delegado de Movilidad y Seguridad, Juan Carlos Cabrera, en un encuentro en el que había también taxistas y otros representantes del sector.

El gerente de Cabify en España, Mariano Silveyra, calificó la reunión de "positiva". En ella, le expuso al alcalde el modelo de negocio que representa su empresa y la apuesta que ésta hace por la movilidad sostenible. Silveyra dejó claro que Cabify no se marchará de Sevilla, ciudad en la que pretende ampliar su flota de manera inminente. La intención de la compañía es ofrecer en la capital andaluza el mismo servicio que presta en Madrid, con algunos vehículos adaptados para personas con movilidad reducida y para el transporte de bebés, así como coches eléctricos.

El responsable de la empresa también trasladó al alcalde su preocupación por los incidentes y consideró que sólo se pueden achacar a un "grupo reducido y minoritario" de taxistas. Silveyra se comprometió a colaborar con el Ayuntamiento para aclarar estos incidentes y tratar de rebajar la tensión en el sector. "Le hemos propuesto la creación de una mesa de diálogo, que nos parece una medida adecuada y que ha recibido con buen tono", apuntó el gerente de Cabify, que admitió que trataron el episodio del incendio de nueve coches que trabajaban para su empresa en Castilblanco de los Arroyos. "Pero es un asunto que está bajo investigación de la Guardia Civil y ni podemos ni queremos entrar hasta que no esté terminado".

"No nos vamos a ir de Sevilla, queremos ampliar la flota de vehículos en breve"

Por su parte, fuentes del Ayuntamiento de Sevilla aseguraron que la reunión no se tradujo en ninguna medida concreta porque se trató simplemente de una primera toma de contacto y que el alcalde quería escuchar las propuestas y quejas de Cabify. Según estas fuentes, el regidor condenó los episodios violentos y expuso a la empresa que la única manera de rebajar la tensión es respetar las normas del sector, tanto por su parte como por la de los taxistas.

Cabify sostiene que trabaja de manera completamente legal y niega que haga una "competencia desleal" al taxi ni tampoco capte clientes de manera irregular. El alcalde también admitió que es necesario un marco normativo que regule realmente el funcionamiento de los vehículos de transporte concertado (VTC) y confía en que el Ministerio de Fomento se pronuncie al respecto para aclarar todos los supuestos que se dan a diario y en los que entran en conflicto el trabajo de los taxistas y el de los conductores de vehículos de alquiler. En el caso de las amenazas y agresiones sufridas, el alcalde instó a Cabify a denunciar todos estos hechos delictivos ante la Policía Nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios