Sevilla

"Existen grupos criminales en el sector del taxi con fines mafiosos"

  • La patronal de los coches de alquiler con conductor acude a la Fiscalía por "la situación de violencia".

El secretario de Unauto VTC, José María Goñi, durante la rueda de prensa. El secretario de Unauto VTC, José María Goñi, durante la rueda de prensa.

El secretario de Unauto VTC, José María Goñi, durante la rueda de prensa. / José Ángel García

Grupos violentos con fines mafiosos. El secretario general de Unauto VTC, la asociación mayoritaria de los coches de alquiler con conductor, José María Goñi, no se anduvo por las ramas en la comparecencia pública que se celebró este jueves tras haber acudido por la mañana a la Fiscalía de Sevilla y después de celebrarse la asamblea nacional de la entidad. Goñi fue al grano. Denunció ante los medios la existencia de "grupos violentos enquistados dentro del sector del taxi con una estructura criminal y con fines mafiosos". Tal declaración dejó perplejos a muchos de los asistentes a la rueda de prensa. El secretario de los VTC aseguró tener "pruebas" de dicha existencia y añadió que los grupos actúan "coordinados" en varias capitales españolas y que entre sus fines se encuentra "extender los tentáculos a otras ciudades, como Valencia y Málaga".

Esta situación de violencia "insostenible" fue comunicada horas antes a la fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, quien atendió este jueves a los representantes del sector tras las últimas agresiones sufridas por este servicio. Goñi fue a más y aseguró que todos los "indicadores" muestran que el sector del taxi "genera un gran rechazo en la ciudadanía". "Este rechazo ha sido fruto de la mala praxis y de la nula competencia", aseveró el secretario general de los VTC, para quien esta situación obedece al "incremento tarifario sostenido en época de vacas gordas, que se situó por encima del IPC sectorial". Según Goñi, los taxistas durante años "han excluido como clientes a las capas populares y a la clase media". "Se trataba de hacer carreras con turistas, congresistas y altos ejecutivos", aseguró este representante de Unauto, que pidió a la administración pública que "coja el toro por los cuernos" para "sanear" el sector.

Estas declaraciones se producen dos semanas después de que se incendiaran nueve coches que la empresa de alquiler Cabify almacenaba en Castilblanco de los Arroyos para prestar servicio en la Feria de Abril. Un suceso que investiga la Guardia Civil.

El sector lamenta que el Ayuntamiento "podría hacer más" para frenar la violencia

En cuanto a la responsabilidad del Ayuntamiento de Sevilla para frenar este clima de violencia que, según los representantes de VTC, sufren los conductores de sus vehículos por parte de los taxistas, Pablo García, presidente andaluz de la asociación, reconoció que "podría hacer mucho más". No obstante, defendió que el gobierno local ha logrado solucionar el problema de "acoso y agresión" que el servicio venía sufriendo en el aeropuerto de San Pablo por parte de un grupo de taxistas. "Después de bastante tiempo, nuestros conductores pueden operar con total seguridad allí", afirmó García.

En los últimos seis meses, según esta patronal, se han denunciado más de 40 incidencias por parte de los los conductores de coches alquilados, quienes aseguran haber sufrido "amenazas, acosos, coacciones y hasta agresiones" provocadas por los taxistas. García aseveró que este tipo de situaciones se producen "a diario", aunque son pocas las que se denuncian. "Lo visto en Sevilla me recuerda a una película del oeste", refirió el presidente andaluz de las VTC, quien consideró "inconcebible" que existan ataques entre los propios taxistas que prestan servicio en el aeropuerto. "Sólo los que pertenecen a una asociación del taxi pueden hacerlo, como si en ese gremio hubiera trabajadores de primera y de segunda a la hora de recoger clientes en San Pablo".

Por su parte, el presidente a nivel nacional de Unauto VTC, Eduardo Martín, criticó las "acusaciones falsas" que desde el sector del taxi se han lanzado contra este servicio, en concreto, contra los coches de alquiler con conductor de Cabify, que empezaron a operar en la capital andaluza a principios del pasado otoño. "Nosotros prestamos servicio legalmente. Tenemos el mismo seguro del taxi y damos total garantía al ciudadano. Y, por supuesto, también pagamos impuestos", destacó Martín. Para el presidente de esta patronal, el sector del taxi ha caído en el "inmovilismo", una situación a la que ha llegado tras pensar que "el cliente es de su propiedad". "El cliente es el que elige libremente en qué transporte viaja", apostilló.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios