Sevilla

Cae Manolito, líder de una banda de atracadores de narcos en Sevilla

  • Llevaba dos años buscado por la Policía y logró escapar en mayo de la finca en la que ahora ha sido detenido

  • Otra persona más ha sido arrestada en la operación, denominada Bellatrix

Detenidos dos atracanarcos en Sevilla / DGP

La Policía Nacional ha detenido a dos atracadores de narcos que se hacían pasar por agentes para robar droga. Uno de los sospechosos, al que se le conoce con el apodo de Manolito, llevaba fugado más de un año y había logrado escapar tras protagonizar varias persecuciones con las Fuerzas de Seguridad. Finalmente, ha sido arrestado por el Grupo de Atracos en una parcela de Utrera.

A los dos detenidos se les imputan los delitos de robo con intimidación, detención ilegal, usurpación de funciones públicas, usurpación de estado civil y falsedad documental. La Policía considera a ambos como dos delincuentes peligrosos, que se habían especializado en los robos de droga a narcotraficantes, lo que se conoce en el argot policial como vuelcos.

El último incidente protagonizado por ambos ocurrió en agosto de 2019. Los ocupantes de un vehículo que circulaba desde Madrid hacia Sevilla fueron interceptados por otro turismo a escasos kilómetros de la capital andaluza. En ese instante, dos personas que se identificaron como policías y que portaban armas de fuego (que luego se supo que eran simuladas) se apearon del coche y obligaron a los cuatro ocupantes del turismo a que se dirigieran a una calle de la ciudad. Allí les ordenaron que se bajaran del coche y se pusieran contra la pared para hacerles un registro. En ese momento, aprovecharon para sustraerles el coche y todos los objetos que había en su interior. 

Como ocurre con todos los delitos cometidos con armas de fuego salvo los homicidios, el Grupo de Atracos se hizo cargo de la investigación. Nació así la operación Bellatrix. Los agentes lograron identificar a los dos presuntos autores del robo. Uno de ellos es Luis Alfonso M. E., de 36 años, y el otro Manuel L. C., alias Manolito, de 38, un conocido delincuente de Su Eminencia y habitual de Los Pajaritos. A este hombre la Policía lo considera el líder de una organización criminal dedicada a llevar a cabo vuelcos, como se conoce en el argot policial a los robos de droga entre narcotraficantes.

La portavoz de la Policía Nacional, Macarena de la Palma, explica la operación Bellatrix / DGP

Una vez identificados los sospechosos, los investigadores centraron sus esfuerzos en localizar sobre todo a Manolito. La Policía precisa que no resulto nada fácil, debido a las numerosas medidas de seguridad que adoptaba en su día a día, no sólo por las enemistades que se había generado por su particular actividad delictiva, sino porque también se sabía buscado por las autoridades.  

En mayo de 2020, la Policía supo que ambos delincuentes estaban en una finca de Utrera. Se estableció un dispositivo policial con la participación del Grupo de Operaciones Especiales (GOES). Allí se detuvo a su cómplice, Luis Alfonso M. E., pero Manolito logró escapar protagonizando una espectacular fuga campo a través. Consiguió desaparecer pese a que la Policía rastreó toda la zona hasta altas horas de la madrugada.  Mientras, Luis Alfonso ingresó en prisión provisional. 

Desde aquella huida, el Grupo de Atracos no ha cesado la búsqueda del fugado y supo que estaba utilizando una identidad falsa y se movía por Andalucía con un carné de un empleado de la Junta, que se desconoce cómo consiguió. El 25 de febrero, después de casi un año fuera de Sevilla, la Policía lo detectó de nuevo en la misma finca de Utrera de la que había logrado escapar en mayo pasado.

Había instalado alarmas, sensores de movimiento con alertas sonoras y cámaras de videovigilancia y había comprado varios perros catalogados como peligrosos, para evitar tanto una posible intrusión de algún clan rival buscando venganza como un registro de la Policía. Los agentes entraron en la finca, las medidas de seguridad funcionaron correctamente y Manolito trató de volver a escapar. Esta vez fue interceptado a los pocos metros y fue detenido. El juez decretó su ingreso en prisión. 

Un amplio historial delictivo 

A Manolito le constan antecedentes por robos con violencia, lesiones, detenciones ilegales y tenencia ilícita de armas. En su historial destacan dos persecuciones con la Policía en los años 2018 y 2019, en las que se metió en viviendas particulares para evitar la detención. En la primera de estas fugas, llegó a encañonar a los agentes que lo perseguían antes de ser arrestados. Se le intervinieron cinco armas de fuego (tres largas y dos cortas). En la segunda se le requisaron otras herramientas con las que cometía los atracos.  

Sobre él pesaba además una requisitoria judicial vigente para ingreso en prisión, ordenada por la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla. El historial criminal de Manolito es bastante extenso y es un viejo conocido del Grupo de Atracos, ya que siempre se ha dedicado a los robos con violencia y las extorsiones, para los que suele emplear armas de fuego.

En 2005, por ejemplo, cuando tenía 23 años, fue detenido también por el Grupo de Atracos por asaltar un supermercado de Triana con un arma de fuego. En 2007 fue arrestado por extorsionar a un toxicómano de Los Pajaritos, al que, en compañía de otros dos delincuentes, obligaron a ir a tiendas de telefonía y contratar cinco líneas a su nombre, llevándose los correspondientes terminales. Lo mismo hicieron unos días al comprar un quad, que se quedó tras darle unas papelinas a unos toxicómanos para que lo compraran a plazos y luego no pagaran las cuotas. 

En 2009 se le relacionó con un robo con fuerza en el polígono Calonge, mientras que en el año 2011 se vio implicado en un tiroteo en la Negrilla, que se produjo en las inmediaciones de un parque infantil, en el que llegaron a impactar los proyectiles. Afortunadamente no había niños jugando en el momento de los disparos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios