Sevilla

Cartuja también innova para atajar la epidemia de coronavirus

  • Al menos 40 empresas instaladas en el parque científico y tecnológico aportan con soluciones a la crisis sanitaria, económica y social

  • La colaboración se extiende a otras dos compañías de la industria aeroespacial

Laboratorio en Cabimer. Laboratorio en Cabimer.

Laboratorio en Cabimer.

Sevilla cuenta con un gran potencial científico y tecnológico que las empresas instaladas en la Cartuja han puesto también al servicio de las autoridades desde el momento en el que se decretó la alerta provocada por el Covid-19.  La movilización se ha registrado en todas las tecnópolis de España y la intención, según confirman en el PCT Cartuja, es ofrecer toda la capacidad que tienen las compañías y centros de investigación instalados en el recinto en la búsqueda de soluciones a esta crisis sanitaria, económica y social. Así algunas de las aportaciones se hacen en el ámbito más científico y están encaminadas a la búsqueda de vacunas y tratamientos así como de detección de la enfermedad; otras tienen como finalidad desarrollar materiales sanitarios y de protección, con le soporte del uso de nuevas tecnologías. Pero también hay otras acciones que son de apoyo meramente social o a la gestión económica y sanitaria de la crisis.

Desde Cartuja hay 40 empresas que están colaborando, según una clasificación realizada a propuesta de la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE), a las que se suman otras dos que se instalan en Aerópolis, ubicado en término municipal de La Rinconada.

Desde el único parque de Europa dedicado en exclusiva a la industria aeroespacial,  Drops & Bubbles Tecnología  (D&BTech) es una empresa que  podría ayudar en la fase de escalado y fabricación masiva de medicamentos y vacunas. Según comentan fuentes de la compañía, ya han aplicado la dinámica de fluidos computacional (una simulación numérica CFD) al diseño y fabricación de reactores químicos y biológicos con resultado de mayor eficiencia y en consecuencia, tiempos de operación.

Mientras que en Cartuja las soluciones científicas a la investigación de la enfermedad se centran empresas como Grifols, que ha anuncia un acuerdo de colaboración con el Gobierno de EE UU para producir el primer tratamiento para combatir específicamente el Covid-19. En concreto, junto con la FDA y otras agencias de salud pública americanas recogerá plasma convaleciente de pacientes recuperados de la enfermedad para, a partir de él, producir globulina hiperinmune para ensayos clínicos.

Hay otras aportaciones como la de Cabimer, el centro andaluz de biología molecular y  medicina regenerativa, que presta la experiencia de 37 profesionales con experiencia en técnicas de laboratorio basadas en el estudio del ADN, así como los equipos para ello, al margen de la donación de  1.500 mascarillas, 96.000 guantes y 40 litros de alcohol.  O Celgene, empresa biofarmacéutica internacional que se centra en el descubrimiento, desarrollo y comercialización de terapias innovadoras diseñadas para tratar el cáncer y otras enfermedades inmuno-inflamatorias con necesidades no cubiertas hasta ahora. Y que también está a disposición de las autoridades.

En otros casos, las empresas de Cartuja se ofrecen para desarrollar material sanitario y de diagnóstico.  En Elecnor se ofrece una cámara termográfica que es capaz de medir la temperatura del cuerpo humano con una alta precisión en tiempo real y activar una alarma en caso de detectar una persona con fiebre y que se puede  controlar desde un PC o  móvil.

El proyecto de investigación que ha logrado el primer respirador desarrollado en Andalucía y que está a un paso de fabricarse en serie se ha coordinado desde la Fundación Progreso y Salud, una entidad instrumental dependiente de la Junta y ubicada  en la tecnópolis de la Cartuja.

Pero lo que más ha trascendido hasta ahora son las soluciones tecnológicas que están prestando el equipo de Ennde, que ha puesto a funcionar sus impresoras 3D en Sevilla, y también en Málaga, para fabricar soportes para pantallas protectoras. Igual que han hecho en UNYQ, uno de los pocos proveedores calificados de dispositivos médicos impresos en 3D en el mundo.

Entrega de viseras a personal sanitario. Entrega de viseras a personal sanitario.

Entrega de viseras a personal sanitario.

La Corporación Tecnológica de Andalucía ha hecho un llamamiento a las   empresas y startups que puedan colaborar aportando no sólo impresoras 3D, también fundido soplado, textil no tejido utilizado en la filtración de las máscaras. Y otros materiales como electroválculas. Su intención es coordinar esta búsqueda. Una de las respuesta llega desde  Wellness Tech Group, que ha fabricado ya material de protección, en concreto, viseras realizadas con impresoras 3D viseras que han sido donadas al Hospital de Valme. Esta empresa también ha diseñado un paquete de servicios de ciberseguridad orientados a implantar el teletrabajo seguro, gestionar el correo malicioso y asegurar el normal desarrollo de la actividad con un plan de continuidad de negocio que ayuda a empresas y a organismos públicos a minimizar los desplazamientos y asegurar la continuidad de los trabajos. En definitiva productos como app y plataformas de open data para optimizar  los servicios durante el confinamiento.

Desde la startup andaluza Nubentos se ha desarrollado una herramienta que permite integrar rápidamente toda la información de seguimiento en tiempo real del Covid-19 con los datos oficiales ofrecidos por las principales instituciones responsables.

Sin duda, la epidemia ha cambiado la forma de trabajar y, por ello, desde Inerco se ayuda a distintos sectores, desde servicios de bomberos al sector industrial, con servicios especializados en materia de consultoría, incluyendo la definición y optimización de procedimientos de trabajo y de actuación ante emergencias teniendo las nuevas normas.

Desde el punto de vista más tecnológico se intenta facilitar la gestión de la crisis sanitaria desde GMV, que ofrece una solución de telemedicina denominada Antaris.   Alter Technology aporta recursos de pruebas y validación para el desarrollo de equipos de atención médica. Y Mercanza pone a su equipo técnico y licencias gratuitas de Qlik Sense a disposición de la comunidad científica y sanitaria para, de forma totalmente gratuita, desarrollar cualquier aplicación analítica encaminada a luchar contra la pandemia.

Voluntarios de la Fundación Telefónica. Voluntarios de la Fundación Telefónica.

Voluntarios de la Fundación Telefónica.

Tecnológicamente,  Telefónica  o Vodafone han sido claves al reforzar sus servicios y garantizar la conectividad en estos tiempos de confinamiento, pero también  favoreciendo la participación de la población con encuentros de programadores o el voluntariado social. Desde Orange se han puesto en marcha plataformas gratuitas de educación digital.

La formación y el asesoramiento a empresas y universitarios se está fomentando desde entidades y empresas como la  Confederación de Empresarios de Andalucía, la Asociación de Investigación y Cooperación Industrial, desde la Fundación ONCE,   Profesional Cloud, Everis, Andalucía Emrpende, Agencia Andaluza del Conocimiento o ISEMCO. Desde Ayesa se ha reforzado notablemente la línea de información municipal 010 que gestiona. Hay otras empresas que colaboran ofreciendo sus propios recursos. Es el caso de Asepeyo o SAMU que ofrece sus centros y sanitarios o  el Hotel Alcora, que se ha transformado en un centro para atender a mayores infectados de las residencias sevillanas.

La colaboración es muy diversa. Hay otras empresas de Cartuja que han contribuido creando guías, tutoriales y recursos de información como los abogados de León Olarte y los psicólogos de Affor o como Deloitte, Aeonor, Andaluza de Vigilancia de SaludVyootrip, portal de ayuda e información al viajero profesional. O bien ofreciendo servicios de traducción como hace Traducciones Técnicas Aerópolis.

La comunidad universitaria y cultural, integrada en el PCT Catuja, también aporta su grano de arena. Así desde la Fundación Tres Culturas se ofrece asesoramiento para inmigrantes, la Universidad Internacional de Andalucía ha abierto gratuitamente un catálogo de 140 publicaciones, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo comparte actividades y obras a a través de sus redes sociales y página web. E incluso hay una plataforma online, Wuolah,  que ofrece gratis material y apuntes a los colegios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios