Calor en las aulas

Cientos de estudiantes se manifiestan en Sevilla al grito de "Aulas sí, saunas no"

  • La protesta partió de San Bernardo y recorrió Ramón y Cajal hasta llegar a la Delegación de Educación 

  • La ley andaluza de Bioclimatización de los centros educativos públicos, que aportaría soluciones, se queda en el cajón por el adelanto de elecciones  

Comentarios 9

Varios cientos de estudiantes de los institutos públicos de secundaria de Sevilla se han manifestado en Sevilla para reclamar la climatización de sus aulas, en una protesta convocada por el Sindicato de Estudiantes y respaldadas por las Escuelas de Calor que integran más de 200 Ampas. Al grito de "Aulas sí, saunas no" y "yo quiero estudiar, yo quiero estudiar, pero este calor no me deja trabajar", los alumnos iniciaron la manifestación quejándose porque todas las instituciones y organismos estén climatizados menos sus centros educativos.

La marcha ha partido a las 10:00 de la mañana desde el intercambiador de transportes de San Bernardo y ha atravesado la avenida Ramón y Cajal hasta llegar, sobre las 11:00, a la Delegación Provincial de Educación que dirige la socialista Francisca Aparicio. La protesta obligó a cortar uno de los sentidos de tráfico de la avenida Ramón y Cajal durante algo más de una hora.

Allí estaban estudiantes de Bachillerato y de ESO como Marcos, Alberto y Miguel del IES Velázquez; Fran, Irene y Elena del IES Murillo; Benjamín del Beatriz de Suabia; el IES San Pablo; Eva y David del IES Torreblanca; Sara y Lucía del Leonardo Da Vinci (La Negrilla); Noemí, Victoria y Tania del IES Nervión y del Cristóbal de Moroy (Alcalá), por citar algunos.

Un momento de la manifestación en Sevilla. Un momento de la manifestación en Sevilla.

Un momento de la manifestación en Sevilla. / José Ángel García

La queja común de los alumnos es que baja mucho su rendimiento escolar sin medios de climatización para una media de 30 a 35 alumnos por clase y los pocos medios que hay (ventiladores y toldos) no funcionan, lo que provoca no pocos desmayos y lipotimias en los meses de más calor, y critican también que los profesores de sus centros sí tienen aire acondicionado en la sala de reuniones. Por ejemplo, en el IES Murillo el aire centralizado no funciona. 

Otros mensajes de la protesta iban dirigidos contra los políticos y la administración andaluza: "Susana Díaz recorta todos los días", "En la Delegación sí hay climatización" , "PSOE y PP recortan a la vez", "Que la Delegación trabaje en nuestras aulas", "Si no hay solución, delegada dimisión".

La solución legal está bloqueada  

La ley andaluza de Bioclimatización en los centros públicos, una norma en trámite e impulsada por Podemos y apoyada por la oposición, era una solución, pero el adelanto de las elecciones va a dar al traste con todo. Las ampas y alumnos temen que el PSOE pueda dejar este proyecto de ley en el cajón.  

Desde la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, el mensaje oficial en la cuenta de twitter dice que hay "un protocolo de actuación ante olas de calor o altas temperaturas excepcionales. Permite a los centros flexibilizar horarios o tomar medidas organizativas para la seguridad, protección y bienestar de alumnado y profesorado".

Desde las ampas de Escuelas de Calor, su portavoz Teresa Pablo criticó ayer que ese protocolo que aduce Educación "no es ninguna solución porque supone sacar a los alumnos de los centros, que salgan varias horas antes, lo que genera un problema para la conciliación de las familias".  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios