Suceso Ttiroteo entre delincuentes y la Policía en Coria del Río

XIII Barómetro Económico de Sevilla

El Colegio de Economistas de Sevilla augura "un otoño complicado" para la economía

  • Los indicadores económicos que mejor resultado arrojan son las pernoctaciones, la afiliación a la seguridad social, la tasa de ocupados y la bajada de la tasa de desempleo

  • Los que peor se comportan son la creación de sociedades mercantiles constituidas, la matriculación de turismos, el índice de confianza empresarial y el sector exterior.

  • El decano apostó por hacer un profundo análisis de "las fortalezas y oportunidades que pueden animarnos a crecer" a pesar de esta situación

  • La patronal denuncia un monopolio de precios en los materiales de construcción

Francisco J. Tato Jiménez, María del Carmen Delgado López y Eduardo Rodríguez Mejías, antes de la presentación del barómetro.

Francisco J. Tato Jiménez, María del Carmen Delgado López y Eduardo Rodríguez Mejías, antes de la presentación del barómetro. / José Ángel García

El Colegio de Economistas de Sevilla que dirige el decano Francisco J. Tato Jiménez ha recalcado este martes que el otoño se presenta "complicado" para la economía de Sevilla y Andalucía por las situaciones de crisis energética y de suministros, la inflación y el conflicto bélico de Rusia contra Ucrania. "Este otoño vienen curvas, aunque no sabemos cuál será la intensidad de las curvas. Los ciudadanos andaluces se están preparando para eso", detalló el decano, quien no obstante apostó por hacer un profundo análisis de las fortalezas y oportunidades que pueden animarnos a crecer a pesar de esta situación.

Durante la presentación de la décimotercera edición del Barómetro Económico de Sevilla en la sede de la Fundación Caja Rural del Sur, Tato Jiménez admitió que nunca el colegio había recibido tantas peticiones de informes sobre la evolución de la economía para afrontar esta incertidumbre económica.

En el acto han participado la directora ejecutiva del informe, María del Carmen Delgado López, profesora del Departamento de Economía de la Universidad Loyola y Eduardo Rodríguez Mejías, subdirector General y director Comercial de Caja Rural del Sur, entidad patrocinadora del barómetro. El alcalde Antonio Muñoz no asistió finalmente. 

La profesora Delgado recalcó que el impacto económico de la inflación condiciona la recuperación de la provincia de Sevilla. De hecho, la subida de los costes energéticos se seguirá trasladando a los precios de la economía, disminuyendo el poder adquisitivo de las rentas y los ahorros de los hogares, y desactivando así uno de los motores de la recuperación económica.

Las estimaciones del Barómetro Económico de Sevilla correspondiente al segundo trimestre de 2022 confirman el lento avance de la economía provincial que empezó a inicios de este año. Con todo, los datos de este informe apuntan a que el Producto Interior Bruto (PIB) de la provincia podría expandirse un 4,1% al cierre de 2022 por el mejor comportamiento de las pernoctaciones de turistas internacionales, pero admite también las incertidumbres por la situación internacional que aumentan el grado de adversidad del escenario económico. Para 2023 se estima un crecimiento del PIB más bajo: 1,4%.

El mercado laboral es de los indicadores que se comportan mejor por ahora: crece el empleo y baja la tasa de paro. Delgado recalcó que la tasa de ocupados "ha continuado su tendencia positiva en los últimos meses, superando los máximos de la serie histórica". En consecuencia, "en mayo de 2022 la tasa de desempleo de la provincia se sitúa en un 17,95%, un dato excepcionalmente bueno que no se producía desde 2009”, ha indicado la profesora de la Universidad Loyola.

Respecto a los precios, el informe es "optimista", según avisó durante el acto Eduardo Rodríguez Mejías, subdirector General y director Comercial de Caja Rural del Sur. En efecto, el barómetro augura una moderación del IPC para 2023 hasta alcanzar el 2,7%, mientras al cierre de 2022 será del 7,9%. Delgado argumentó esta previsión de bajada del IPC en "la estabilización esperada de los precios de la energía”, pero lo cierto es que esta previsión está condicionada por la incertidumbre internacional.

Indicadores económicos de Sevilla

Los indicadores económicos que peor se comportan son la creación de sociedades mercantiles constituidas, la matriculación de turismos, el índice de confianza empresarial y el sector exterior.

Los que mejor resultado arrojan son las pernoctaciones, la afiliación a la seguridad social, la tasa de ocupados y la bajada de la tasa de desempleo.

El turismo, que continúa su proceso de recuperación, tal y como muestran las pernoctaciones, especialmente las realizadas por turistas internacionales. Con respecto a las pernoctaciones, en 2022 el crecimiento ha sido relativamente constante estando ahora, recién empezada la campaña de verano, únicamente 7 punto porcentuales más bajos que en 2019. El origen de las pernoctaciones en los últimos meses se ha sustentado principalmente por turistas nacionales, aunque el segundo semestre de 2022 aporta esperanzas de una recuperación del número de turistas tanto para Andalucía como para Sevilla.

Con respecto al índice de confianza empresarial, se encontraba casi en niveles prepandemia en el tercer trimestre de 2021, aunque volvió a decrecer en los siguientes trimestres debido a la guerra y a la inflación. Actualmente, la confianza empresarial ofrece mejores datos para la capital que para la región, aunque ambas han decrecido recientemente.

En cuanto al sector exterior, el saldo comercial ha decrecido un 80% con respecto al mismo periodo del año anterior por la disminución de las exportaciones y el aumento de las importaciones en términos interanuales.

Mercado laboral

Según los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), el número de ocupados totales en la provincia de Sevilla se situó en 768,4 miles de personas, lo que supone un aumento con respecto al trimestre inmediatamente anterior (757,6 miles de ocupados). Este dato permite ser especialmente optimistas: se observa un incremento de la ocupación de un 9,3% con respecto al primer trimestre de 2021 y un 5,4% con respecto a 2019.

En el primer trimestre de 2022, la tasa de desempleo sevillana se situó en el 17,95%, un dato excepcionalmente bueno que supone una disminución de este indicador por segundo trimestre consecutivo. Además, esta disminución ha sido más acusada en la provincia de lo que lo ha sido en la Comunidad Autónoma, donde la tasa de desempleo se sitúa en el 19,43%. Además, el dato de desempleo es inferior al registrado hace un año (23,8%) en la provincia hispalense. Habrá que esperar para saber si esta fuerte disminución de la tasa de paro en la provincia es solo el dato de un trimestre o comienza a ser una tendencia relevante.

La afiliación a la Seguridad Social sigue creciendo de manera ininterrumpida desde la salida del Gran Confinamiento. Desde finales del año 2021, la afiliación supera sus máximos históricos cada mes, con un crecimiento constante. En mayo de 2022, hubo 3,29 millones de afiliados en Andalucía, de los cuales 779.621 eran sevillanos.

Con respecto a los sectores, en junio de 2022 todas las ramas de actividad han recuperado los niveles de afiliación previos a la pandemia, con excepción de Administración pública y defensa. La hostelería, que había sido el sector mayormente afectado, y el que aglomera además mayor número de afiliados, también presenta ahora niveles superiores a los de 2019, posiblemente explicado en parte por la recuperación del turismo. Los más favorecidos en este mes de junio han sido las actividades sanitarias, la educación, los servicios privados y la construcción.

El cambio legislativo con respecto a la temporalidad es un aspecto relevante a tener en cuenta. Hasta este año, la tasa de temporalidad se había mantenido alrededor del 95%, sin haber descendido nunca del 90%, y en abril de 2022 se llegó a un 59% de tasa de temporalidad, aunque en mayo volvió a subir hasta el 66%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios