Sevilla

Emvisesa comprará 400 pisos vacíos en tres años para alquiler social

  • La medida se enmarca dentro de la campaña municipal de ampliar el parque público de viviendas.

El delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y el gerente de Emvisesa, Felipe Castro. El delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y el gerente de Emvisesa, Felipe Castro.

El delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y el gerente de Emvisesa, Felipe Castro. / Belén Vargas

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa municipal de vivienda y suelo, Emvisesa, adquirirá en los próximos tres años en torno a 400 viviendas vacías para darle un uso social. Así lo anunció este miércoles el delegado de Bienestar Social, Juan Manuel Flores, y el gerente de Emvisesa, Felipe Castro, dentro de las medidas puestas en marcha para la ampliación del parque público y que ya adelantó el pasado mes de diciembre.

Esta estrategia se ha aprobado después de que un diagnóstico previo haya detectado que existen en la ciudad en torno a 23.000 pisos que no son primeras viviendas, es decir, no hay nadie empadronados en ella o no tienen consumos registrados. El Ayuntamiento de Sevilla cree que de esta cifra, en torno al 10%, unas 2.300, están vacías y cumplen con los requisitos establecidos para su adquisición por parte de la Administración municipal. Para ello, el Ayuntamiento cuenta con previsión presupuestaria para 2018 de al menos tres millones de euros para la compra.

El proceso se realizará a través de dos convocatorias públicas. La primera de ellas, coordinada por Emvisesa, se abrió este miércoles y estará disponible hasta el próximo 2 de abril. El precio máximo por vivienda es de 98.000 euros. Éstas deben encontrarse en la ciudad de Sevilla, podrán ser de nueva construcción o de segunda mano, estar en buen estado de conservación, habitabilidad y en condiciones para el uso que se le destina. En caso de precisar obras de acondicionamiento o reforma, éstas no podrán superar el 50% de su valor de tasación con el límite de 25.000 euros.

Otro de los requisitos es que el inmueble tenga una superficie mínima construida de 45 metros cuadrados y un máximo de 140 m2. Además, deben tener al menos un dormitorio, cocina, salón y un baño con inodoro, lavabo y bañera o ducha. También deben estar al corriente de gastos de comunidad de propietarios, de impuestos y tasas municipales, y gastos de suministros (gas, agua y electricidad), en el momento de formalización de escritura pública.

En las próximas semanas, y aprovechando la campaña y la base de datos que se genere en esta convocatoria de Emvisesa, se lanzará una segunda, aunque en este caso coordinada desde la Dirección general de Patrimonio del Ayuntamiento de Sevilla.

Por otro lado, el Ayuntamiento también ha decidido alquilar viviendas que destinará a usos sociales, para lo que cuenta con un presupuesto de dos millones de euros.

"El contrato de arrendamiento estará a nombre del Ayuntamiento y nosotros seremos los responsables de devolver la vivienda en las mismas condiciones en las que se recibió y de que se realicen los pagos", explicó Felipe Castro. El gerente de Emvisesa reconoció que se han encontrado con casos de familias que reciben una ayuda para pagar un alquiler pero que no encuentran viviendas, en muchos casos porque los propietarios desconfían y temen no recibir la renta establecida.

La convocatoria de alquiler ya está en marcha y ya se han firmado cuatro contratos. Hay además una decena de solicitudes en tramitación. En este caso, la cesión de uso de la vivienda a Emvisesa se realizará por un periodo de tres años. No obstante, el contrato de alquiler con el inquilino final tendrá una duración de un año, prorrogable hasta dos años más. El alquiler, en una cuantía máxima de 450 euros, le será abonado al propietario directamente por Emvisesa, de manera mensual.

"Tenemos que ampliar el parque público de viviendas de Sevilla, y debemos hacerlo en primer lugar actuando sobre los pisos que se encuentran disponibles y que, a través de alguna de estas dos fórmulas, se pueden poner en uso de forma inmediata. Por eso hacemos este llamamiento para alcanzar al máximo de población posible", explicó el delegado de Bienestar Social y Empleo durante el lanzamiento de la campaña Sevilla llena, todos ganamos, que tiene como objetivo dar la máxima difusión a ambas propuestas entre todos los propietarios de viviendas vacías.

Flores también anunció este miércoles una tercera medida en materia de vivienda dirigida específicamente a emigrantes retornados o unidades familiares que han tenido que abandonar la ciudad en los últimos años siguiendo los criterios establecidos en el Plan Andaluz de Vivienda y estableciendo como condición indispensable estar inscritos en el registro municipal de vivienda. Esta convocatoria estará abierta a partir de hoy y se prolongará hasta el 23 de febrero.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios