Sevilla

Coronavirus: El Banco de Alimentos de Sevilla ante la hora de las donaciones 2.0

  • La pandemia obliga al organismo a poner en marcha la primera operación Kilo Primavera "virtual" ante la falta de provisiones para los próximos meses

Trabajadores y voluntarios del Banco de Alimentos cargan y descargan productos en el almacén. Trabajadores y voluntarios del Banco de Alimentos cargan y descargan productos en el almacén.

Trabajadores y voluntarios del Banco de Alimentos cargan y descargan productos en el almacén. / Juan Carlos Vázquez

La operación Kilo Primavera de la Fundación Banco de Alimentos de Sevilla se reinventa. La pandemia que ha obligado al organismo a doblegarse para atender el aumento en la demanda de usuarios también ha impedido el desarrollo normal de una de las dos campañas más fuertes con las que este almacén clave en la ayuda social subsiste durante buena parte del año.

La crisis sanitaria del coronavirus va unida a una crisis social que ya está afectando a la población más vulnerable y en Sevilla esta situación ha provocado un incremento del 25% en el número de beneficiarios, que se traduce en un total de a 50.570 personas y 325 entidades. En este contexto y con un total de 1.300.000 kilos de comida repartidos durante los meses de marzo y abril (entre alimentos secos y frutas y verduras), la Fundación lanzó el martes y hasta el próximo día 31 la operación Kilo Primavera de forma "virtual".

Juan Espadas y Agustín Vidal-Aragón presentan al nueva campaña. Juan Espadas y Agustín Vidal-Aragón presentan al nueva campaña.

Juan Espadas y Agustín Vidal-Aragón presentan al nueva campaña. / Juan Carlos Muñoz

"Es la primera vez que se hace este tipo de campañas y principalmente nace ante la imposibilidad de realizar recogidas de alimentos de forma presencial en los supermercados y grandes superficies. Desde luego, no queremos perder la esencia de estas grandes recogidas de alimentos porque forman parte de nosotros, pero si es cierto que con los avances tecnológicos y los cambios en los ritmos de vida este sistema de campaña ha llegado para quedarse. Es muy fácil y cómodo para muchos de nuestros donantes, que han encontrado un sistema de colaborar con el banco", explica el presidente Agustín Vidal-Aragón.

Ante esta situación, bajo el lema Dona e invita a donar, el organismo hace un llamamiento para colaborar en esta acción a la ciudadanía de la provincia que, desde el pasado martes y hasta el 31 de mayo pueden hacer sus donaciones a través de la herramienta on line www.supersolidario.com y también se han habilitado otros canales de donación económica ubicados en www.bancodealimentosdesevilla.org, donde se encuentran diversos números de cuenta y un código de Bizum, cuyos recursos obtenidos se destinarán íntegramente a la compra y distribución de alimentos.

El objetivo es conseguir 500.000 kilos de alimentos destinados a su distribución en los meses de julio, agosto, septiembre y octubre en coordinación con el dispositivo de atención social del Ayuntamiento y la respuesta está siendo "muy satisfactoria", en palabras de Vidal-Aragón.

"La respuesta de Sevilla y de toda su provincia, una vez más, está siendo muy solidaria. Desde el primer día, no hemos parado de recibir donaciones. Y pensamos que eso se debe a que pertenecemos a una provincia comprometida y responsable, pero también a que muchos ya sienten que el Banco de Alimentos de Sevilla es el banco de todos los sevillanos, y se sienten parte él", afirma.

Una joven ordena cajas de alimentos en el almacén. Una joven ordena cajas de alimentos en el almacén.

Una joven ordena cajas de alimentos en el almacén. / Juan Carlos Vázquez

En cuanto a las necesidades, en palabras del presidente de la Fundación, "se necesita de todo". Vidal-Aragón subraya que con los recursos de los que disponen ahora mismo "es imposible cubrir el abastecimiento para el próximo mes" y apunta a productos básicos como la leche, aceite, conservas de pescado o legumbres como alimentos "que siempre vienen bien".

En este contexto, al igual que el Banco de Alimentos se reinventa, también se han reinventado sus voluntarios. Fundamentalmente porque durante toda la pandemia se ha apostado por la implantación del teletrabajo y las nuevas formas de trabajar, rutinas y utilización de nuevas herramientas que ello implica. También se ha necesitado personal en el almacén a fin de poder seguir realizando los repartos de alimentos. "La postura de todos ellos ha sido de total compromiso y ejemplo, porque han asumido el riesgo que suponía estar en la primera línea de combate manteniendo nuestra actividad al 100% y con la mayor seguridad", manifiesta Vidal-Aragón.

Uno de los voluntarios durante las funciones desarrolladas por teléfono. Uno de los voluntarios durante las funciones desarrolladas por teléfono.

Uno de los voluntarios durante las funciones desarrolladas por teléfono. / Juan Carlos Vázquez

También durante esta primera campaña en versión 2.0, los voluntarios del Banco de Alimentos van a tener una participación "muy activa" pese a no poder cumplir una de las principales funciones por la que se les caracteriza en las tiendas y supermercados de la provincia . "Van a ser el principal altavoz de la campaña", destaca Vidal-Aragón. "El lema que hemos empleado es el de Dona e invita a donar y para ello, es imprescindible que entre todos nuestros voluntarios se difunda este mensaje. Además, muchos de ellos han participado en la organización de esta campaña realizando soporte técnico de la aplicación, estableciendo contacto con asociaciones, colegios profesionales, centros docentes, ayuntamientos y cadenas de distribución", explica el presidente de la Fundación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios