Sevilla

Coronavirus: Cierra la residencia de ancianos del Pumarejo por un brote de positivos

  • Por prevención también se ha cerrado el reparto de bolsas de comida en el comedor del Pumarejo y se ha derivado a las personas con necesidades a comedores de otros barrios

Una hermana de la Caridad recoge alimentos en la puerta de la residencia de ancianos del Pumarejo. Una hermana de la Caridad recoge alimentos en la puerta de la residencia de ancianos del Pumarejo.

Una hermana de la Caridad recoge alimentos en la puerta de la residencia de ancianos del Pumarejo. / Belén Vargas

Un brote de casos positivos ha obligado a cerrar la residencia de ancianos del Pumarejo que gestionan las hermanas de la Caridad en el centro situado entre las calle Aniceto Sáenz y Patricio Sáenz, en el centro de Sevilla, según ha confirmado a este periódico la comunidad de religiosas este mismo viernes. Se trata de la residencia de Mayores La Milagrosa.

"Estamos confinadas totalmente, hemos cerrado el centro a cal y canto y estamos esperando órdenes de la autoridad sanitaria. Esto es un brote. El problema ha surgido en la residencia porque en el comedor no entraban los usuarios", ha comentado la religiosa responsable del centro este mediodía.

Por prevención también se ha cerrado el servicio de comedor benéfico, denominado comedor San Vicente de Paúl, que se prestaba a las personas con necesidades. Desde la pandemia el reparto de comidas en el comedor se hacía mediante la entrega de bolsas fuera del centro, en ningún momento entraban al interior del comedor.

Desde el Ayuntamiento de Sevilla, los servicios sociales han derivado a las personas que acudían a este centro social del Pumarejo a comedores de otros barrios, y les advierte de que puede haber más personas en estos comedores por esta razón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios