Sevilla

Coronavirus: Sevilla necesitaría más de su parque habitual de camas para seguir avanzando en las fases de la desescalada

  • Tendría que doblar las plazas públicas actuales en planta y sumar más de 70 en la UCI para alcanzar la ratio que marca Sanidad

  • La Junta concreta que, a nivel de comunidad, todas las provincias cumplen estos requisitos

Vista general de los accesos al Hospital Virgen del Rocío con el cartel indicador de zonas en primer plano. Vista general de los accesos al Hospital Virgen del Rocío con el cartel indicador de zonas en primer plano.

Vista general de los accesos al Hospital Virgen del Rocío con el cartel indicador de zonas en primer plano. / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

Sevilla está en buena posición para pasar el lunes a la fase 1 de desescalada pero tendría que hacer un refuerzo hospitalario para poder continuar el proceso de desconfinamiento en las ocho semanas que ha previsto el Gobierno si se aplican estrictamente los marcadores para seguir avanzando de fases.

La sanidad pública de la provincia de Sevilla necesitará habilitar 77 camas de UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) en los hospitales para iniciar la desescalada del Covid-19 que ha marcado el Ministerio de Sanidad. Entre los requisitos fijados por el Gobierno para avanzar en la vuelta a la normalidad se establecen supuestos para poder responder a un rebrote de la pandemia y entre ellos está el de disponer o tener la capacidad de instalar en menos de cinco días una serie de camas hospitalarias y UCI por cada 10.000 habitantes.

Si se tienen en cuenta el parque de camas habitual de la sanidad pública en Sevilla, esa cantidad de plazas no se alcanzaría ni utilizando la reserva de 1.211 camas de los seis hoteles y albergues que ya se pensaron para el plan de contingencia de los días más duros de la crisis. Salvo que la Junta cambie su estrategia y garantice otro tipo de instalaciones para medicalizar en caso necesario.

En este sentido, el Gobierno exige que cada territorio disponga de entre 1,5 y 2 camas en UCI por cada 10.000 habitantes, lo que en Sevilla supone un mínimo de 293 unidades de cuidados intensivos y un máximo de 390. Según el detalle de recursos asistenciales que la Junta publicó en el Boletín Oficial de Andalucía el mes pasado, en Sevilla los recursos públicos específicos son de 221 UCI, más otras 56 de la red privada. Con estos datos, las unidades de cuidados intensivos previstas hasta el momento podrían no ser suficientes ya que la ratio actual de la provincia sería de 1,2 camas por cada 10.000 habitantes. 

El texto legal recogido en el BOE publicado el pasado domingo no dice que en el momento justo de pasar de una fase de desescalada a otra haya que contar necesariamente con ese número de camas de UCI, pero si es así se debe tener los recursos suficientes como para que en cinco días se pueda contar con ellas". Y en esta tesitura sería en la que se encuentra la sanidad sevillana. 

La provincia cuenta, no obstante con 264 unidades de reanimación que podrían ser adaptadas para su uso con pacientes críticos y también tiene 116 quirófanos, que también podrían ser utilizado para los pacientes más graves y 286 respiradores. Todo ello sin contar con los recursos privados, que sumarían otras 65 camas de reanimación (o despertar) y 51 respiradores adicionales.

El otro requisito marca el Ministerio basándose en criterios sanitarios que sirvan de escudo ante una decisión liberalizadora consiste en tener capacidad para instalar entre 37 y 40 camas para "enfermos agudos" por cada 10.000 habitantes y en el mismo plazo de tiempo. Esto es en la provincia de Sevilla entre 7.215 y 7.800 plazas. La red pública de hospitales dispone de 3.572 camas y los centros privados suman 993. Esto supone que la provincia cuenta con 4.565 plazas hospitalarias, 23,4 por cada 10.000 habitantes, por lo que serían necesarias un mínimo de 2.650 camas si se tienen en cuenta esos recursos privados y más del doble si sólo se cuentan las plazas públicas en la provincia que recoge el BOJA del 9 de abril. 

Para esta cuenta se han tenido en cuenta los hospitales privados Quirónsalud Infanta Luisa (134 camas);  Quirónsalud Sagrado Corazón (154); Vithas Sevilla (166); Clínica Santa Isabel (97); Hospital San Juan de Dios Sevilla (78); Cruz Roja Victoria Eugenia (38); Hospital de Fátima (75); San Agustín (46); Viamed Santa Ángela de la Cruz (98); FREMAP (107), que cuentan también con 59 quirófanos en conjunto.

Coronavirus: el Hotel Alcora se convierte en hospital Coronavirus: el Hotel Alcora se convierte en hospital

Coronavirus: el Hotel Alcora se convierte en hospital / Juan Carlos Muñoz

Además, según el último plan de contingencia andaluz para la crisis sanitaria del Covid-19, publicado el pasado 9 de abril y pensado para un escenario posible de 15.000 pacientes, la Junta cuenta con la posibilidad de sumar otras 1.211 plazas más a través de recursos no asistenciales en un total de seis hoteles y albergues que estarían preparados para medicalizarse. No obstante, seguiría sin cumplir la ratio que exige Sanidad ya que con estos recursos sólo tendría 29,6 camas por cada 10.000 habitantes. 

Entre estos recursos se encuentra el Hotel Alcora, el más grande de todos los disponibles con un total de 401 plazas, ha cerrado recientemente tras haber recibido el pasado domingo el alta hospitalaria los últimos pacientes y tras haberse dedicado desde el 27 de marzo al tratamiento de mayores infectados que vivían en geriátricos y residencias de la provincia. 

También en la provincia, la Junta contaba con el Hotel Exe Sevilla, con 391 plazas; Hotel Exe La Palmera, con 215, y que fue utilizado por profesionales sanitarios del Hospital de Valme como alojamiento preventivo para prevenir entre los trabajadores el riesgo de propagación del coronavirus a sus familias tras el regreso de la actividad asistencial; Hotel Veracruz (63); residencias varias (30); y el Albergue Constantina (111). También se incluyó en ese plan la posible incorporación del Albergue Inturjoven Sevilla (180 camas). En realidad el Gobierno andaluz pensó en estas instalaciones como lugar de aislamiento para pacientes asintomáticos que no pudieran aislarse en sus casas.

No obstante, la propuesta que el Gobierno andaluz envió el martes al Ministerio de Sanidad a nivel de comunidad, Andalucía sí cumpliría ampliamente los requisitos exigidos tanto en camas UCI como de pacientes agudos a través de una "redefinición" del plan 15.000 y aclara que con ello sí estarían preparadas todas las provincias para pasar de fase. De ese modo, según confirma la Junta de Andalucía, en la comunidad serían necesarias 1.264 camas en las unidades de cuidados intensivos para llegar a la ratio de entre 1,5 y 2 plazas por cada 10.000 habitantes y el número total del que dispone es de 1.547. De igual modo, la sanidad andaluza también cuenta con capacidad suficiente para instalar entre 37 y 40 camas para "enfermos agudos". En ese sentido, son necesarias 31.178 y la comunidad dispone de 33.628 camas, incluidas las de los hospitales de campaña de Carranque en Málaga (totalmente equipado por si fuera necesario utilizarlo), Fibes (que se tanteó pero no llegó a habilitarse por no ser necesario), la base aérea de Armilla y la Feria de Muestras de Granada en Granada y las camas de observación públicas y privadas de toda la comunidad.

Los criterios epidemiológicos sí se cumplirían en los cinco distritos sanitarios

Todo este inventario de recursos se refiere a la provincia en su conjunto aunque según ha explicado el titular de Salud de Andalucía, Jesús Aguirre, la propuesta de la comunidad será por áreas sanitarias y no por provincias, pero aún no se ha desvelado qué zonas son las que, presumiblemente, se quedarán más tiempo en la fase 0 y, por lo tanto, no podrán comenzar a levantar restricciones en bares, comercios y otros servicios. En este aspecto cobra mayor relevancia otra de las cuestiones recogidas en el BOE centrada en el mantenimiento de la vigilancia epidemiológica y las medidas de autoprotección de la ciudadanía.

Por los datos epidemiológicos, y según los criterios fijados por el Gobierno central, la incidencia de nuevos contagios en los últimos 14 días debe ser de 10 positivos detectados por pruebas PCR por cada 100.000 habitantes. En este sentido, sí se cumpliría este requisito en todos los distritos sanitarios de Sevilla ya que, aunque según los casos confirmados que recoge la Junta de Andalucía en el portal del Instituto de Estadística y Cartografía Andaluz Sevilla capital y el Aljarafe, con una tasa de 17,2 y 12,8 casos confirmados por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días con 117 y 45 positivos, podría estar fuera de esa exigencia, Salud aclara que a esa suma "habría que quitarle el resultado de los test rápidos y personas institucionalizadas". El resto, Sur, Norte y Este, muestran una evolución positiva más amplia para aspirar a pasar a la fase 1 el próximo lunes, todos con una tasa de nuevos casos por debajo de 10, según los datos publicados por la Junta. En concreto, 8,3 en el caso de la zona Sur de la provincia (con 35 casos confirmados en los últimos 14 días); la zona Este con 12 casos confirmados en ese periodo de tiempo y una incidencia de 7,5 casos por cada cien mil habitantes; y el Norte, con una tasa de 5,5 y 15 positivos en 14 días.

Más allá de lo sanitario, habrá que tener en cuenta un conjunto de indicadores de movilidad y económico-sociales que serán claves para si los territorios pueden avanzar en la desescalada del confinamiento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios