Sevilla

Culminan las obras de La Giralda de l´Arboç tras 100 años de su construcción

  • El monumento es una de las réplicas más fidedignas de La Giralda de Sevilla y ahora será una de las mejores conservadas.

Comentarios 7

Las obras de restauración de La Giralda de l'Arboç (Tarragona), una de las réplicas más fidedignas de La Giralda de Sevilla, han finalizado cien años después de su construcción. El 8 de noviembre la torre celebrará su centenario con un acto institucional y una tarde de puertas abiertas, tras nueve años cerrada por razones de seguridad.

El monumento de l'Arboç es una réplica del sevillano con el mismo nombre y, además, reproduce el Salón de Embajadores de los Reales Alcázares, de Sevilla, El Patio de los Leones de la Alhambra de Granada y presenta diversas estancias con muestras de inspiración neomedieval árabe y del arte califal de la Mezquita de Córdoba. 

Es una de las réplicas de la Giralda mejor reproducidas y ahora será una de las mejores conservadas. 

El recinto ha sido consolidado bajo la dirección de Josep Maria Fornons, catedrático de estructuras de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) y gracias a un convenio firmado con esta Universidad.

La rehabilitación, realizada por un equipo de más de 50 profesionales ha respetado en todo momento la esencia del monumento, realizando las operaciones más adecuadas y utilizando los materiales más apropiados para mantener la originalidad del edificio.

La Giralda forma parte de la personalidad de los habitantes de l'Arboç desde que fue acabada en 1908 por Joan Roquer y Marí, habitante de l'Arboç, aficionado a la fotografía y fundador del Teatro Romea de Barcelona, que decidió edificarla al quedar cautivado por los espectaculares monumentos andaluces --La Giralda y Los Reales Alcázares de Sevilla, la Alhambra de Granada y la Mezquita de Córdoba-- en su viaje de bodas con Candelaria Negrevernis, heredera de una fortuna procedente de las Indias. 

Ahora, propiedad de Manuel Camino, promotor del acto del Centenario, es un recinto catalogado y que forma parte del patrimonio cultural que tiene nuestro país en la Comarca del Baix Penedès (Tarragona) y representa una parte del vínculo cultural entre las comunidades andaluzas y catalanas a través de su arquitectura. 

Los actos del Centenario retoman la apertura puntual del edificio como foro de debate económico de primera línea y para acoger iniciativas y actividades culturales, como ya había hecho anteriormente con una lectura ininterrumpida del Quijote, o con la celebración del 500 aniversario de la muerte de Cristóbal Colón cuando se expusieron sus efigies y se organizaron un ciclo de conferencias sobre el personaje, todo por iniciativa de su propietario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios