Sevilla

La Policía requisa los discos duros de la patronal del taxi del aeropuerto

  • Los agentes detuvieron a un taxista de 59 años que llevaba huevos, un punzón, una capucha y jeringuillas en su vehículo

La Policía Nacional realizó en la mañana de ayer un registro por orden judicial en la sede de la Asociacion Solidaridad Hispalense del Taxi, situada en el aeropuerto. Tras forzar la puerta de la sede, el resultado de la actuación fue la intervención policial de diversos discos duros y material informático (ordenadores, archivos) para su análisis procedentes de esta sede de la patronal del taxi del aeropuerto, según pudo saber ayer este periódico. El mandamiento lo dio el juzgado de guardia y los agentes vestían con el peto amarillo de los juzgados.

La operación de la Brigada de Información de la Policía Nacional en el aeropuerto de Sevilla duró varias horas y fue apoyada por dos furgones, cuatro patrulleros y Policía Local. Se saldó asimismo con el registro de los taxis situados en la zona del Palenque donde están aparcados habitualmente. A raíz de esta inspección, los agentes procedieron a la detención del taxista Ángel Miguel C.V., de 59 años de edad y con la licencia 1.400, por llevar en su vehículo un punzón, una capucha, huevos y jeringuillas. Al detenido se le tomó declaración y fue puesto en libertad con posterioridad. Las fuentes policiales aseguraron que no se prevén mas detenciones.

El local que sirve de sede a la Asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, presidida por Enrique Filgueras, es propiedad del Aeropuerto, a quien la entidad se lo alquila desde hace varios años. Cuenta con una pequeña cafetería para el uso de los taxistas que operan en el aeropuerto.

El material que se ha encontrado en el vehículo del taxista (huevos y capucha) coincide con el que usan los violentos para atacar a los coches de alquiler con conductor (VTC). La última agresión a un vehículo de alquiler con conductor tuvo lugar el domingo 28 de mayo, cuando varios individuos arrojaron piedras que rompieron varios cristales del coche. Sucedió a las seis menos diez de la mañana en Eduardo Dato, a la altura de la calle Fuenteovejuna. El impacto rompió el cristal del copiloto y causó un daño en el retrovisor derecho. Los agresores salieron corriendo. Los ataques de este tipo se cuentan por decenas este año. Hace un mes, nueve vehículos de Cabify fueron incendiados en un hotel rural de Castilblanco de los Arroyos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios