conflicto

Espadas se pone serio

  • El alcalde llama a la reflexión a Participa e IU para cesar en las estrategias de "radicalidad". Sus socios de investidura plantean una moción de censura.

Juan Espadas gesticula durante una entrevista con este periódico. Juan Espadas gesticula durante una entrevista con este periódico.

Juan Espadas gesticula durante una entrevista con este periódico. / Antonio Pizarro

Comentarios 3

Juan Espadas se pone serio con sus socios de gobierno. "No vamos a bajar la guardia cuando parece que alguien nos está echando un pulso, porque un pulso a las instituciones y al gobierno local es un pulso a la ciudad". Esta frase del alcalde socialista va dirigida a Participa Sevilla e Izquierda Unida, que, tras la protesta realizada la semana pasada por los ex eventuales de Lipasam en el interior de la Casa Consistorial para reclamar mejoras laborales que finalizó en un desalojo de la Policía Local, solicitaron la dimisión del delegado de Seguridad y plantearon la reprobación del primer edil y la celebración de una moción de censura.

Tras un fin de semana en el que ambas formaciones de la izquierda radical endurecieron sus discursos contra el gobierno municipal, Espadas mostró este lunes firmeza. Fue durante la presentación de un plan estratégico sobre comercio, mercados de abastos y artesanía. Llamó a la reflexión bajo la premisa de que los sevillanos no esperan de los partidos una dinámica de "tensión, radicalidad, confrontación, ni intentos de desestabilización de la propia institución". El alcalde solicitó "sentido común" y "separar una diferencia de criterio sobre una actuación determinada que está sometida a un análisis pormenorizado y una investigación concreta", del grado de cumplimiento de los acuerdos alcanzados hasta el momento con sus dos socios para su investidura.

Los socios de investidura proponen la reprobación del propio alcalde

El alegato del primer edil continuó por esos mismos derroteros. "Desde la dificultad de los presupuestos y normativas restrictivas, este gobierno está intentando cumplir esos acuerdos a un nivel bastante razonable y aceptable. El mandato aún está en su ecuador". Insistió en la idea de que no es necesario "intentar mezclar ese incidente con la revisión de los acuerdos en torno al mandato". Su equipo hizo llegar este lunes mismo un documento al partido que encabeza Daniel González Rojas en el que se realiza un balance de los acuerdos. "Es un acuerdo a cuatro años. Quedan cosas por hacer, pero los compromisos con IU han estado presentes en las decisiones tomadas", argumentó el portavoz, Antonio Muñoz. En el escrito se detalla el "giro en materia de empleo, vivienda, políticas sociales o gestión de los servicios públicos".

Policías locales, en el Consistorio, con la protesta de los eventuales de Lipasam de fondo. Policías locales, en el Consistorio, con la protesta de los eventuales de Lipasam de fondo.

Policías locales, en el Consistorio, con la protesta de los eventuales de Lipasam de fondo. / José Ángel García

El llamamiento de Espadas para evitar la confrontación se produce después de que Participa Sevilla anunciara que se plantea pedir su reprobación, la dimisión de Juan Carlos Cabrera e incluso una moción de censura tras los dos desalojos sufridos en los últimos quince días. Para lograr la moción necesitan el apoyo de 16 concejales y un candidato que se ofrezca a ser el nuevo alcalde. Participa Sevilla e IU sólo suman cinco concejales. Si se le sumasen los tres de Ciudadanos serían ocho. La mitad de la cifra necesaria. Para sacar adelante la iniciativa tendrían que sumar como mínimo ocho del PP. ¿Alberto Díaz candidato a la Alcaldía respaldado por la izquierda radical? Altamente improbable.

La falta de acuerdos se vislumbra como la tónica común en la segunda mitad de mandato

"La gente no quiere más mentiras. Nos vamos a tomar un tiempo para consultar a todas las personas que quieran plantear opciones no en la misma línea de colaboración, para desenmascarar a un partido que no está cumpliendo ni su propio programa. Esto no va a ser una pataleta ni una improvisación", dijo a los periodistas tras la asamblea del sábado Susana Serrano, quien quiso dejar claro que el uso alterno del collarín se debe a una recomendación médica tras su visita al hospital horas después del desalojo. "No tengo nada que ocultar, no voy a jugar con ese tema. Me lo pongo o me lo quito cuando lo estimo oportuno". Entre otras medidas, en la asamblea se plantearon realizar alguna "acción potente fuera" del Ayuntamiento, así como mantener un "encierro sin fecha" o celebrar una "protesta masiva" en el próximo Pleno municipal. La portavoz de Participa definió al PSOE como "el partido de las medias verdades y la desidia" y expuso que diferentes colectivos les han transmitido "ese hartazgo y necesidad de cambio".

El ecuador del mandato ha sacado a relucir unos riesgos que se presuponían a un gobierno formado en minoría que hasta la fecha ha contado con una oposición bastante benébola. ¿Torpedearán Participa e Izquierda Unida todos los acuerdos hasta mayo de 2019?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios