vivienda

La bolsa de alquiler social municipal se amplía con pisos privados vacíos

  • El propietario podrá cobrar hasta 450 euros al mes.

  • La medida está en marcha en grandes capitales como Barcelona o Bilbao.

El alcalde, Juan Espadas, en la exposición de Emvisesa. El alcalde, Juan Espadas, en la exposición de Emvisesa.

El alcalde, Juan Espadas, en la exposición de Emvisesa. / Juan Carlos Vázquez

La urgencia de contar con más viviendas sociales en la capital ha llevado al Ayuntamiento de Sevilla del socialista Juan Espadas a ampliar la bolsa actual con pisos privados que actualmente están vacíos, a cuyos propietarios se ofrece destinarlos a este fin a cambio de una renta máxima de 450 euros mensuales y de contratos anuales prorrogables hasta un máximo de tres años. Así lo anunció este lunes el alcalde. La cifra actual de pisos vacíos en la capital sevillana (cruzando datos de Emasesa, del IBI, del catastro y del censo de viviendas del INE) se conocerá cuando acabe el estudio encargado por Emvisesa.

Con vistas a captar un centenar de los pisos vacíos de la ciudad hasta tanto se construyan nuevas promociones de vivienda pública, la empresa municipal de la vivienda (Emvisesa) ha aprobado crear una bolsa de viviendas privadas que deben reunir ciertos requisitos y que será gestionada por la empresa municipal para ofrecerlas a familias en lista de espera que necesitan un techo. Las bases de esta convocatoria, a la que pueden acceder personas físicas y jurídicas, se colgarán en la página web de Emvisesa entre este martes y este miércoles. La medida ha sido aprobada en el consejo de administración y en la comisión ejecutiva de la empresa, y forma parte de plan municipal de la vivienda aprobado en el Ayuntamiento.

Las maquetas expuestas en la muestra de Emvisesa Las maquetas expuestas en la muestra de Emvisesa

Las maquetas expuestas en la muestra de Emvisesa / Juan Carlos Vázquez

Las viviendas deben tener al menos dos dormitorios y una superficie mínima útil de 50 metros cuadrados. En el caso de tres dormitorios, los metros útiles mínimos se establecen en 70 metros. Si supera los tres dormitorios no podría bajar de los 80 metros útiles, de acuerdo con la normativa andaluza de vivienda.

La tasación de los pisos se llevará a cabo por los técnicos de Emvisesa, que determinarán el importe a abonar por el alquiler, que será en todo caso siempre inferior a 450 euros mensuales. El acuerdo será por un periodo máximo de tres años y los contratos que se firmen con los inquilinos tendrán una duración de un año prorrogables sólo un máximo de dos ocasiones. Los importes de alquiler que abonarán los inquilinos se determinarán en función de cada caso por los técnicos de Emvisesa y del área de Bienestar Social.

La obligación del inquilino es dejar la vivienda en adecuadas condiciones de habitabilidad, una vez se extinga el contrato de alquiler, y es Emvisesa la que asume la responsabilidad de que el piso se entrega en el mismo estado que se dio para alquiler, según aclaró este lunes el Ayuntamiento.

Respecto a las partidas económicas que sustentan esta medida, el Ayuntamiento aseguró este lunes que "no hay problema económico" alguno para afrontar este programa y que los servicios sociales de la ciudad serán los encargados de pagar a Emvisesa las cantidades correspondientes a estos alquileres tras el convenio que se firmó recientemente.

La tasación de los pisos por técnicos de Emvisesa determinará la renta mensual

Este tipo de iniciativas de un parque social de viviendas ya están en marcha en otras grandes capitales como Barcelona o Bilbao, y forma parte de las prioridades de los grupos IU y Participa que apoyaron la investidura de Juan Espadas. En el programa electoral del PSOE con el que Espadas concurrió a los comicios de 2015 el punto 281 hablaba de promover el uso de viviendas particulares vacías a precios asequibles con incentivos y bonificaciones, una opción que de momento no está prevista ahora.

"Emvisesa como agencia pública de alquiler establecerá incentivos y bonificaciones fiscales a titulares de viviendas vacías que las alquilen a precios asequibles", dice el punto 281 del programa.

El recurso municipal de captar viviendas de los bancos y de la Sareb (el llamado banco malo) no ha tenido éxito y son apenas 30 las viviendas que han cedido ambos en la capital para uso social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios