Sevilla

Espadas presenta un plan para evitar la parálisis hasta tener presupuestos

  • El gobierno somete mañana al Pleno una batería de inversiones de 23 millones, junto a otras medidas para afrontar pagos pendientes

Juan Espadas presidiendo el pleno. Juan Espadas presidiendo el pleno.

Juan Espadas presidiendo el pleno. / Belén Vargas (Sevilla)

Comentarios 1

Sevilla necesita un presupuesto de emergencia, prácticamente provisional, para evitar que la ciudad se paralice. La falta de acuerdo en el anterior mandato impidió al gobierno local aprobar las cuentas de 2019, prorrogadas desde hace meses. Pero el alcalde, el socialista Juan Espadas, prefiere ahora salvar la situación y centrarse en el nuevo proyecto presupuestario para 2020, en el que afrontará nuevos retos.

Aun así, antes de que acabe el año, el equipo de Espadas pretende repartir 23 millones en inversiones y afrontar pagos necesarios y valorados en casi 5 millones de euros. Se trata de una serie de medidas cuyo objetivo es garantizar el cumplimiento de los compromisos de pago, el correcto funcionamiento de los servicios públicos e inversiones necesarias en la ciudad durante este año. Son soluciones más ágiles pues iniciar todo el trámite que implica la aprobación de las cuentas cada año obligará a retrasar la entrada en vigor de un nuevo presupuesto hasta el mes de noviembre o diciembre, prácticamente con el ejercicio ya cerrado. Poco o nada operativo.

Espadas asumió este reto, el de salvar la ausencia de cuentas municipales, como una de las prioridades de estos primeros meses de su segundo mandato. Y ha optado por reunirse con los distintos grupos municipales para plantear esta solución de emergencia. En concreto, el planteamiento de los socialistas acordado con la oposición es realizar modificaciones presupuestarias para asumir gastos de personal, transferencias a empresas y pagos de sentencias del vigente ejercicio que se aprueben entre julio y septiembre, y elaborar un plan de inversiones extraordinario que sea aprobado este mismo mes con un periodo de ejecución que abarque el segundo semestre del año y todo 2020.

Una modificación presupuestaria pretende pagar 1,8 millones en relación con Giralda TV

En concreto, el gobierno planteará al Pleno mañana miércoles la aprobación de un plan de estabilidad presupuestaria que no supone ningún ajuste ni recorte adicional, es un mero formalismo, una obligación legal. La superación de 4,8 millones de euros en el techo de gasto en 2018 se compensará con una cantidad similar en el cierre de este año, una situación perfectamente posible puesto que la previsión es cerrar con un superávit 2019 de 69 millones de euros.

En segundo lugar, llevará para su aprobación una batería de modificaciones presupuestaria que suman 4,7 millones de euros con lo que se pretende pagar una sentencia de 1,8 millones de euros en relación con Giralda TV, así como hacer frente al pago de convenios nominativos de las áreas de Servicios Sociales y Cultura, así como otras facturas pendientes de servicios que tendrán que ser desglosados en su momento.

No menos importante es la batería de inversiones en todas las áreas para garantizar actuaciones en la ciudad durante el periodo 2018-2019 hasta que entre en vigor el nuevo presupuesto. El montante global es este plan de inversión es de 23 millones de euros y permitirá no dejar paralizada la ciudad y sacar adelante proyectos que están redactados o incluso adjudicados.El plan afecta a todas las áreas: colegios, barrios, instalaciones deportivas, patrimonio, transporte, limpieza...

Igualmente, facilitará al consistorio acercarse en 2019 al techo de gasto, un hecho fundamental para conseguir que no haya recortes en el año 2020 puesto que el techo de gasto del próximo año se calcula en función de la ejecución del ejercicio anterior, según explican fuentes de la delegación municipal de Hacienda.También se tramitará, a través de una operación de crédito, que siga reduciéndose la deuda: se amortizaran créditos antiguos con intereses altos y se firmarán nuevas operaciones más ventajosas.

El Ayuntamiento de Sevilla afronta esta operación en un escenario económico favorable: la deuda se ha reducido en los últimos cinco años en 164 millones de euros, lo que supone un 37%; se han aprovechado al máximo los recursos disponibles de acuerdo con el marco legal vigente; y existe una situación clara de estabilidad presupuestaria con 52,8 millones de euros de superávit en el año 2018 y una previsión de superar esta cifra en el año 2019, según apuntan desde Hacienda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios