Vivienda

Espadas pretende frenar los precios abusivos de los alquileres en Sevilla

  • Emvisesa contará con un índice de precios de las viviendas que servirá para disuadir a los propietarios de disparar las rentas

  • La propuesta debe ser aprobada en el Pleno del viernes

Dos bloques de viviendas en la Plaza de la Encarnación. Dos bloques de viviendas en la Plaza de la Encarnación.

Dos bloques de viviendas en la Plaza de la Encarnación. / Juan Carlos Vázquez

Frenar los precios abusivos de los alquileres de vivienda. Esa es la apuesta de Juan Espadas. Regular antes que limitar. A la espera de que salga aprobado el acuerdo firmado por Pedro Sánchez con Pablo Iglesias para modificar la normativa del arrendamiento de pisos con la intención de “poner techo a las subidas desmedidas”, el gobierno local socialista pretende que Emvisesa inicie los trabajos para elaborar un índice de precios de alquiler de referencia (de acuerdo a una metodología objetiva y sujetos a revisión periódica) que sirvan de referencia al programa de alquiler asequible contenido en el Plan de Vivienda, Suelo y Rehabilitación de Sevilla 2018-2023. La medida será debatida por todos los grupos políticos en la sesión plenaria que se celebrará este viernes.

Aunque ese índice de precios es orientativo para el resto de viviendas que no se encuentren dentro del plan municipal para los próximos cinco años, los expertos entienden que el simple hecho de publicarlos servirá de efecto disuasorio para que los propietarios no disparen las rentas negociadas con los inquilinos. Un ejemplo. El interesado en alquilar un piso en la Plaza de San Pedro (si se considera zona tensionada) contará con un precio estimado por metro cuadrado realizado por Emvisesa que tendrá en cuenta el tamaño, la ubicación y la calidad.

Este mapa de la ciudad con el valor monetario de los pisos afectará al programa de alquiler asequible, una nueva figura de protección municipal que supone la posibilidad de realizar promociones de vivienda en ese régimen en suelos provenientes de la reserva del 30% de la edificabilidad residencial para vivienda protegida. Para ello, el plan debe justificar en su estudio de demanda que existe una petición de vivienda protegida inferior al porcentaje de reserva mencionado. Estos pisos estarán dirigidos a personas con ingresos limitados y contarán con un precio máximo de renta un 30% más barato del que quedará fijado por el índice de Emvisesa.

Otra de las medidas que se tomarán antes de que la normativa para limitar el precio del alquiler reciba el visto bueno será en materia de rehabilitación o fiscales. Una de las propuestas más llamativas que el PSOE registró hace unos meses en el Congreso de los Diputados consiste en incentivar fiscalmente a aquellos arrendadores que alquilen sus pisos en base a los precios de referencia en función de la zona en la que se ubique el inmueble. Todos aquellos caseros que respeten dichos límites podrán acogerse a una deducción en el impuesto sobre la renta de personas físicas (IRPF) del 60%. Además, la ley recoge que si el arrendador realiza obras en la vivienda destinadas a mejorar su eficiencia energética y consigue una mejora de, al menos, dos categorías en el certificado energético, las ventajas fiscales se incrementarán un 10%. Pero si además, la vivienda se alquila a un joven entre 18 y 30 años con bajos ingresos, el tratamiento fiscal será aún más favorable, del 100%.

En su momento, si los acuerdos entre el PSOE y Podemos se convierten en Ley, los Ayuntamientos que lo consideren oportuno podrán declarar, temporal y excepcionalmente, zonas urbanas de mercado tensionado cuando se haya producido un incremento abusivo de las rentas de alquiler de vivienda habitual, “que obstaculice a sus habitantes el acceso y el disfrute de una vivienda a un precio razonable, y, con ello, el ejercicio del derecho constitucional a una vivienda”. El objetivo de los índices de referencia es que los Consistorios puedan regular y limitar las subidas abusivas del precio del alquiler en las zonas previamente declaradas tensionadas y, a la vez, evitar posibles efectos de contracción de la oferta de vivienda en alquiler. Para que esto sea posible, el Pleno deberá aprobar el segundo acuerdo de la propuesta socialista: “Aplicar este estudio para abordar todas las medidas que se incorporen dentro de las competencias municipales en la nueva normativa estatal para impedir precios abusivos de alquiler”.

El Gobierno aprobará que los alcaldes puedan limitar las subidas excesivas

Para elaborar esta información es necesaria la colaboración de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) como entidad gestora de las fianzas de los contratos de arrendamiento de viviendas e inmuebles de otros usos, así como de los suministros de agua, gas y electricidad que se formalicen en Andalucía. El tercer acuerdo que deberá salir adelante en la sesión plenaria “solicita la colaboración de AVRA como entidad gestora de las fianzas de los contratos en la redacción de los mencionados índices de precios de alquiler”.

Esta iniciativa que pretende sacar adelante el primer edil ya se ha puesto en marcha en Ayuntamientos como el de Madrid, que ya encargó un estudio para elaborar un mapa de precios del alquiler de viviendas, lo que supone el primer paso en su objetivo de poner topes a los precios según sea la calidad, el tamaño o la ubicación. El origen de la propuesta es Barcelona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios