Avería de trenes en Sevilla

Fomento admite que "han salido rana" los trenes de Sevilla traídos de Extremadura

  • La secretaria general de Transportes reconoce, a preguntas del diputado Sergio Pascual (Podemos) en el Congreso, que en Extremadura esos trenes fallaban con frecuencia

  • Rallo asegura que se han traído a Andalucía porque aquí hacen trayectos más cortos y esa menor duración de los trayectos "aumenta la fiabilidad del tren". 

  • El diputado Pascual denuncia el nuevo "agravio" de Renfe con Andalucía porque ya se llevó trenes de Cercanías a Cataluña

Comentarios 3

El Ministerio de Fomento ha admitido en el Congreso, a preguntas del diputado por Sevilla de Podemos Sergio Pascual, que los trenes que se han traído de Extremadura a Andalucía este verano para la línea Sevilla-Málaga que están dando problemas ya "estaban dando problemas" en Extremadura, donde han registrado 33 incidencias en dos meses y medio. Y que esas deficiencias no se refieren solo a que carecen de plataforma para el acceso de personas con problemas de movilidad, sino otro tipo de problemas. 

La secretaria general de Transportes, María José Rallo, reconoce directamente que esos trenes, que son de la serie 598, "han salido rana". En el vídeo que colgamos a continuación Rallo admite que estos trenes de la serie 598 que se han traído a Sevilla "no tienen tanta antigüedad como para dar el resultado que están dando, pero no tienen el resultado esperado" y que de momento la solución es que el mantenimiento de estos sea "más ágil y efectivo" porque "no puede ser que estén fallando con tanta frecuencia. Por lo menos en comprobar que el mantenimiento ordinario se lleva adecuadamente ahí se va a poner completamente el foco". 

A preguntas del diputado Sergio Pascual sobre las razones por las que se traen trenes viejos que no funcionaban en Extremadura, la secretaria general de Transportes del Ministerio argumenta que se han trasladado a Andalucía "porque Renfe consideró que por la duración de los trayectos, el tipo de fiabilidad del servicio, que estaba dando problemas, prestaría un mejor servicio en Andalucía".  

Y vuelve a reconocer "que esta serie 598 tiene problemas más allá de la accesibilidad. Eso se ha reconocido" y que "Renfe ha tenido que tomar medidas porque no se estaba llevando a cabo la supervisión del mantenimiento ordinario de estas líneas".

En su opinión "no hay usuarios de primera o de segunda. Seguro que usted considera que esta serie a lo mejor ha perjudicado a personas de Andalucía. Aquí el Ministerio no pone por delante ni a Andalucía ni a Extremadura. Simplemente se trata de buscar el uso mejor del material para las distancias que tienen que recorrer". Y concluye que la compra de trenes nuevos "no va a ser una cuestión de hoy para mañana". La actuación más inmediata es tener un control mucho más incisivo en la empresa que lleva a cabo el mantenimiento de estos trenes.

La responsable de Transportes de Fomento asegura que conoce las quejas anteriores en Andalucía porque Renfe pasó trenes de Cercanía a Cataluña, y justificó el paso de trenes deficientes de Andalucía a Extremadura "porque en Andalucía los trayectos que se iban a hacer eran más cortos y esa menor duración de los trayectos, de acuerdo con los datos de Renfe, lo que hace es aumentar la fiabilidad del tren. Es decir, el tren parece que falla más cuando el trayecto es más largo. Esa ha sido la razón y desde luego no hay ningún interés de hacer ningún agravio comparativo ni de los andaluces ni de los extremeños, y lo que nos gustaría es que se pudieran corregir todos los defectos de esta serie y pasar a tener unos niveles de fiabilidad de todos los vehículos. Pero no puede ser que tengan el nivel de fallos que usted mismo ha indicado".

El diputado por Sevilla en el Congreso Sergio Pascual, de Podemos, es el único que está batallando para que Fomento dé explicaciones sobre los continuos fallos que están sufriendo los trenes. Y recrimina a Fomento que en lugar de solucionar el problema de esos trenes viejos, los traiga a Andalucía. "Como en Extremadura estaba habiendo un nivel de protesta alto porque estos trenes no estaban en condiciones de servicio suficiente...se opta por trasladarlos a un lugar donde aparentemente pudiera haber menos protestas (Andalucía). Y creo que esta no es la solución. Los problemas no se trasladan. Hay que abordarlos". 

Se queja Pascual de que "en verano, justo en el peor momento para Andalucía, se llevan trenes que han tenido 33 incidencias en dos meses y medio, una cada dos días aproximadamente, de más de 15 minutos. Hablamos de una situación difícilmente sostenible y hay una situación de agravio porque esto sucede después de que se llevaron trenes Civia del servicio de Cercanías de Andalucía a Cataluña incrementando las tensiones en las horas pico del servicio de Cercanías de Sevilla y Cádiz. Yo creo que lo primero sería no traer a Andalucía estos trenes deficientes, con deficiencias y peores de los que teníamos hasta la fecha. Que se den soluciones lo más ágiles en términos de reparación y de distribución de quién se come los trenes más antiguos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios