Sevilla

La Gerencia mantiene la paralización de la obra del hotel de Monsalves

  • Ordena ahora un estudio arqueológico y anuncia una sanción económica

El interior arrasado de la finca de Monsalves El interior arrasado de la finca de Monsalves

El interior arrasado de la finca de Monsalves / M. G. (Sevilla)

Comentarios 1

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento rechaza el levantamiento de la orden de paralización de la obra de construcción de un hotel en el número 4 de la calle Monsalves, donde la promotora ha arrasado con casi la totalidad del edificio, pese a que se trata de un inmueble protegido en el PGOU. La Gerencia, además, ordena ahora la ejecución de catas arqueológicas, pues se harán necesarios nuevos cimientos para cumplir con la orden de reconstruir lo demolido. Advierte que será preceptivo el dictamen de la Comisión de patrimonio sobre el proyecto de reconstrucción, así como anuncia el cálculo de una sanción económica para castigar los derribos efectuados sin el amparo de licencia alguna. El caso de Monsalves, avanzado por este periódico el pasado julio, es uno más de los que se suelen producir en el conjunto histórico declarado de la ciudad: resulta más barato derribar y construir que conservar el patrimonio construido.

Los restos de la primera crujía Los restos de la primera crujía

Los restos de la primera crujía / M. G. (Sevilla)

Urbanismo concedió licencia por acuerdo de la Comisión Ejecutiva de fecha 5 de abril de 2018 para obras de rehabilitación del edificio desarrollado en tres plantas para su cambio de uso de residencial a hotel de cuatro estrellas. Para el otorgamiento de la licencia fue necesario que previamente se emitieran los informes favorables, como así consta en el expediente, del Informe de la Sección Técnica del Servicio de Licencias e Inspección Urbanística de fecha 5 de marzo de 2018; de la Sección de Protección contra Incendios de 20 de marzo de 2018, y de la Comisión Local de Patrimonio Histórico de Sevilla de 13 de marzo de 2018. . El pasado 13 de julio se procedió a una inspección y se comprobó que se estaban realizando obras consistentes en la demolición total de la finca a excepción de fachada y primera crujía en sus tres alturas. Las obras que se estaban ejecutando no se encontraban abarcadas por la licencia. Se comprobó la demolición de elementos que debían mantenerse según la ficha de catalogación. Por Decreto del gerente de Urbanismo con fecha 16 de julio se ordenó la paralización de las obras y la reconstrucción de los elementos catalogados: el núcleo del zaguán, escalera, patio y el tipo de cubierta. La orden es clara: todo tiene que volver a su estado original. La Gerencia, además, solicitó el acceso a la finca para realizar un levantamiento planimétrico de la finca, lo que se autorizó, levantándose acta de dicha visita , con la presencia de un inspector de Urbanismo. La promotora presentó unos escritos para justificar las demoliciones ejecutadas y solicitar el levantamiento parcial de la paralización de obras para ejecutar sondeos en el terreno. Urbanismo ha emitido un informe técnico indicando que la licencia original no llevaba incorporado un trámite de cautela arqueológica, puesto que de los documentos del proyecto no se infería una actuación bajo la cota de la rasante actual. No obstante, puesto que ahora se habrá de realizar una cimentación de la que, según se ha puesto de manifiesto, el edificio carecía, no se podría autorizar una nueva licencia ni actuación alguna en el terreno hasta tanto no se realice la actividad arqueológica pertinente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios