Deportes

Grietas y ondulaciones en la pista de San Pablo

  • La renovación consistirá en la sustitución del pavimento sintético y la creación de una zona de calentamiento

Un grupo de jóvenes atletas sevillanos denunciaron hace año y medio que el mal estado de la pista de atletismo del centro deportivo San Pablo les impedía entrenar con normalidad ante el riesgo de lesiones. La denuncia, que arrancó en una conocida plataforma de internet en la que se recogieron numerosas firmas de apoyo, reclamaba al equipo de Juan Espadas su arreglo, ya que “cada día nos enfrentamos al hecho de sufrir lesiones que frustren nuestras aspiraciones o acaben con nuestra ilusión de alcanzar mayores metas en beneficio del atletismo sevillano”. El Instituto Municipal de Deportes (IMD) ha sacado una licitación con el proyecto de reparación de la pista, lo que permitirá su funcionamiento en las condiciones adecuadas a la actual normativa deportiva para la práctica del atletismo.

A la vista de las observaciones realizadas, los informes técnicos disponibles de las experiencias desarrolladas en otras pistas de atletismo, y la necesidad de mantener el nivel de calidad del pavimento y sistema que permitan continuar con la actual homologación federativa, los técnicos del IMD han optado por una solución técnica cuyos principios serían tres. El primero ampliar el ámbito de actuación a la totalidad de la pista. El segundo, y debido a la necesidad de contar con una zona de calentamiento que minimice el continuado desgaste de la calle 1 en particular, se propone la ejecución de una franja auxiliar y exterior a las actuales ocho calles reglamentarias diferenciada con un tratamiento de césped artificial sobre una base elástica previa que permita ejercitar a los atletas a modo de calentamiento. El tercero consiste en una nueva señalización del conjunto, adaptándose a los criterios actuales de normalización de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) y de la Real Federación Española de Atletismo (RFEA).

Los técnicos proponen la retirada de los elementos deteriorados, de la última capa sintética dañada, la reparación de la base y subbase, y la colocación de una nueva capa de pavimento sintético realizado in situ. Los trabajos más destacados son el desmontaje del equipamiento fijo (círculos de peso, disco y martillo, tablas de batida, y cajetines de pértiga); el desmontaje del pavimento sintético (zonas despegadas o con desperfectos graves); el tratamiento de la superficie exterior al anillo actual para su posterior pavimentado con césped artificial; nuevos círculos de lanzamiento; nuevas tablas de batida para saltos de longitud y triple salto; y la renovación del cajetín para pértiga y del obstáculo para la ría.

La solución elegida para la pista de atletismo consiste en un pavimento sintético de 13 milímetros del tipo sándwich bicapa. Las líneas delimitadoras de las calles, zonas de concursos, pasillos de saltos y señalización de diferentes espacios de salida, vallas, relevos y llegadas se marcarán utilizando una pintura de poliuretano de dos componentes y alta durabilidad recomendada por el fabricante de la superficie. Los trabajos cuentan con un tiempo de ejecución de ocho semanas y una partida de 382.570 euros (IVA incluido).

Este espacio deportivo dentro del complejo de San Pablo fue erigido en 1991 por encargo de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. Con posterioridad a su inauguración, se han realizado varias actuaciones de renovación. Un retopping en 1999 con el mismo material originario. Diez años más tarde se repite el proceso, ya que la capa añadida había desaparecido en buena parte de la superficie. En esta intervención se sanearon las zonas de lanzamiento y saltos. Entre 2011 y 2015 se desarrollaron reparaciones puntuales de menor entidad.

Desde el último trimestre de 2016 se vienen observando (tras diversas visitas efectuadas por los técnicos de la sección de obras y proyectos junto a técnicos de empresas especializadas en este tipo de pavimentos) patologías que atestiguan una aceleración en el deterioro de la superficie exterior de la pista de atletismo. En algunas zonas existen ondulaciones por la acumulación de agua debido a las filtraciones, y en otras grietas por el paso de atletas ya que utilizan más unas calles que otras. La calle 1 se encuentra en avanzado estado de deterioro, siendo la causa principal el uso intensivo y prolongado de la misma con zapatillas de clavos al preferirla los atletas por su longitud y desarrollo de cuerda. Respecto a la planimetría de la pista, se estima correcta, si bien en las zonas perimetrales exteriores (gradas y pasillo exterior) se detectan hundimientos parciales del terreno y fisuras. Se aprecia en el graderío de la zona oeste, que linda con la Avenida de Kansas City, y en la zona central con la noroeste, que linda con la calle Tesalónica. La pista de atletismo no presenta hasta el momento ni fisuras ni hundimientos.

La queja de los jóvenes atletas llegó hasta la oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, que abrió una actuación para señalar que “la única solución que han encontrado los atletas es buscar otra pista en mejores condiciones que les posibiliten unos entrenos con más garantías, y así se han trasladado hasta Carmona, Umbrete, San Juan, Brenes, e incluso Punta Umbría”. En ese mismo escrito apunta que la pista se encuentra en diferentes tramos rotas, agrietadas y con elevaciones, y al estar el material cristalizado los clavos no agarran, “lo que incrementa la posibilidad de una lesión que arruinen el trabajo ya realizado en los entrenos y frustren las expectativas de los atletas en sus competiciones –lo que ya ha ocurrido con un reconocido atleta sevillano que sufrió una rotura en la fascia que le impidió preparar los Juegos Olímpicos de Río–”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios