Emprendimiento

No es una moda, es una necesidad

  • Presentada la séptima edición de la Guía Persán para emprendedores, por primera vez en formato digital l 400 personas han encontrado trabajo con esta innovadora herramienta

Concha Yoldi y José Castro, presidenta y gerente de la Fundación Persán. Concha Yoldi y José Castro, presidenta y gerente de la Fundación Persán.

Concha Yoldi y José Castro, presidenta y gerente de la Fundación Persán. / Belén Vargas

“El emprendimiento es un concepto que se repite por todas partes, pero no es una moda; es una necesidad que debe arraigar en nuestra cultura empresarial y emprendedora”. Lo dice Concha Yoldi en la presentación en la Asociación de la Prensa de la Guía Persán para Emprendedores, una iniciativa de la Fundación Persán que preside y que ya va por su séptima edición.

Tan positivo es el balance como preocupantes sus premisas. Del primero, de los 89 recursos de la primera Guía Persán se ha pasado a 307 procedentes de 172 entidades en la séptima edición. 400 personas han encontrado trabajo gracias a la Guía Persán y más de dos mil han recibido una formación que les valida para crear en el futuro una empresa.

Una necesidad más que una moda. En el prólogo de la nueva edición, de la que se han editado mil ejemplares físicos y por primera vez se ha puesto en marcha en formato digital, Concha Yoldi señala que ninguna ciudad andaluza sale destacada en los rankings españoles de emprendimiento que ofrece la clasificación StartUps Ecosystem Overview 2019. “Es probable que algunas de esas iniciativas (se refiere a las de otras ciudades que sí encabezan ese ranking) estén lideradas por equipos andaluces que trabajan fuera de la región”.

Por eso mismo, uno de los objetivos fundamentales de la Fundación Persán, además de prestar con esta Guía “una ayuda para quienes quieran crear una empresa” es, en palabras de Concha Yoldi, “retener el talento en Andalucía. Pero eso sólo es posible si se cuenta con un entorno propicio y el mercado proporciona facilidades para hacer negocios”.

El trabajo de preparación de la Guía, coordinado por José Castro, gerente de la Fundación Persán, se realizó durante los meses de febrero, marzo y abril para captar recursos y darlos a conocer. Según datos del Instituto Andaluz de Estadística, la comunidad cuenta con 540.000 empresarios o emprendedores, de los que 350.000 son hombres y 190.000 mujeres. “Que este tren no se nos escape a las mujeres como tantos otros a lo largo de la historia”, dice Concha Yoldi.

Uno de los objetivos más ambiciosos es el de Emprendimiento en Secundaria. En su cuarta edición han participado más de mil estudiantes de último ciclo de la ESO, Bachillerato y Ciclos Medios y un total de 64 equipos de centros escolares han presentado sus proyectos. “En la clase de mi hija”, cuenta José Castro, “no quieren ser youtubers o influencers, la mayoría quieren ser emprendedores”.

Concha Yoldi deja bien claro que no se trata de que “dejen de estudiar para emprender”. Emprender y aprender no son sólo verbos de sonoridad pareja. Hay profesores de diferentes disciplinas –Matemáticas, Educación Física, Idiomas– que han utilizado de forma transversal esa cultura del emprendimiento con resultados sorprendentes. “Además, en los centro educativos el trabajo de proyectos en grupo facilita la asimilación de esta cultura”. Trabajan con un dinero simbólico que deben recuperar. “Si no lo consiguen, hay concurso de acreedores. El error se permite; lo que no se permite es la falta de entrega”.

El nuevo punto de partida fue el Plan de Emprendimiento enunciado por Rogelio Velasco, consejero de Economía, Universidades, Empresas y Conocimientos en el Foro Alhambra Venture de Granada. La Guía Persán introduce herramientas innovadoras como aceleradoras o incubadoras, en función de la fase en la que se encuentren los proyectos. “Una aceleradora puede ser tan interesante o tan aburrida como una biblioteca”, dice Castro, “pero en un lugar donde coinciden emprendedores, una idea, aunque no sea propia, e inversores, siempre surge la magia”. Esos proyectos en los diferentes estadíos de idea, desarrollo y consolidación van acompañados de elementos de formación, financiación y alojamiento.

Frente al 75 por ciento de vocaciones emprendedoras entre los universitarios de Estados Unidos, en Andalucía se saltó de un 26 a un 36 por ciento, cifras a todas luces insuficientes. Con la experiencia de siete Guías para emprendedores, con la disposición de recursos gratuitos tanto públicos como privados, han llegado a la conclusión de que la palabra empresario todavía goza de una negativa reputación, a diferencia de la palabra funcionario.

Se dan paradojas como la que señala José Castro. “Mi temor es que la recuperación económica vaya a desinflar otras opciones de riesgo”. Dentro de los tipos de ayuda, se ha creado una nueva tipología, la venture builder, que traducido son “programas donde a raíz de unir a personas interesadas en emprender, propuestas propias o validadas en otros mercados, y agentes facilitadores, potencian que surjan equipos que lideren la creación de nuevas startups”.

La cultura emprendedora requiere de un aparato crítico. “El emprendedor encaja mal la crítica, pero en esa crítica está la construcción”, dice José Castro. En el prólogo de la Guía, Concha Yoldi dice que en el Mapa del Talento de España, Andalucía ocupa la posición 13 entre las 17 autonomías, bajando al puesto 16, el penúltimo, en “capacidades y vocaciones técnicas”. La presidenta de la Fundación Persán dice que “se sigue empezando la casa por el tejado”. Lo suscribe el gerente José Castro. “El problema es que no tenemos asimilado el método, el procedimiento, y eso es más importante que la falta de recursos. No puedes ir con la idea de que el dinero lo ponga otro”.

En la presentación estuvo José Guadix, de la Universidad Hispalense, que ha conocido el modelo de los Estados Unidos. “En esa Universidad quien emprende no piensa primero en los recursos. Si tiene una idea, lo primero que hace es retirarse tres meses del mundo”. Concha Yoldi lo dice con otras palabras. “Aquí hay gente que ha encontrado el local y no sabe a qué se va a dedicar”.

Con esta Guía Persán lo tendrán más fácil. “Me da mucha alegría ver la Guía encima de la mesa de muchos despachos de cargos de la Junta”, dice Concha Yoldi. La presente edición se acompaña de un Mapa de Recursos y de un directorio de promotores entre los que hay autonómicos, nacionales y europeos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios