Sevilla

El Hospital de Valme inaugura la segunda sala de hemodinámica

  • El equipamiento incorpora nuevas tecnologías y mejorará la atención a casos urgentes.

El Hospital de Valme inauguró ayer su segunda sala de hemodinámica que permitirá aumentar la capacidad del centro para atender casos urgentes y aumentar el volumen de cateterismos. La Junta de Andalucía ha invertido 882.120 euros en la creación de este nuevo equipamiento que cuenta con tecnología de última generación. Este equipo permitirá limitar la radiación, la reducir las dosis de contraste necesario; además de personalizar la asistencia especialmente en el caso de pacientes pediátricos o que son sometidos a estudios prolongados. 

"Esta sala se enmarca en un proyecto global en el que participamos los tres hospitales de Sevilla para dar respuesta a los casos de infartos", explica el doctor Luis Pastor, director de la Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Cardiología en el Valme. Entre otros procedimientos esta sala permitirá al equipo del doctor Pastor contar con mayor capacidad para realizar angioplastias primarias, la técnica que aporta mejores resultados momentos después de un infarto agudo de miocardio. "Tendremos más garantías de atender estos casos al disponer de dos salas de hemodinámica", explica. La angioplastia permite eliminar las obstrucciones arteriales que desencadenan un infarto y, para su aplicación, se requieren servicios especializados de hemodinámica. 

Ante el creciente aumento de los problemas de sistema circulatorio en la población vinculado al envejecimiento y a la cronicidad, los servicios de hemodinámica juegan un papel clave para dar respuesta a la patología cardíaca.

La inauguración de la nueva sala de hemodinámica contó ayer con el consejero de Salud, Aquilino Alonso, quien calificó a la nueva plataforma de cirugía de cardiología intervencionista como la "más avanzada y moderna existente en la actualidad". 

Los responsables del Valme explicaron que, además, el nuevo equipamiento permitirá "el incremento de la profundidad de exploración a través del arco posicionando 0 grados; el aumento de la seguridad en el proceso, a través de la incorporación de dos pantallas traseras al dispositivo habitual de pantalla delantera; y la optimización de la ergometría para facilitar el trabajo de los hemodinamistas".

La Unidad de Hemodinámica, que pertenece a la UGC de Cardiología, realiza cada año en torno a 1.300 intervenciones, una asistencia que se verá reforzada con la puesta en marcha del nuevo equipamiento. "Estos procedimientos están dirigidos fundamentalmente a la evaluación del estado de las arterias coronarias, que en muchas ocasiones evita intervenciones de cirugía cardiovascular y resulta muy ventajoso para el paciente porque se reducen las posibles complicaciones y se agiliza la recuperación", explican responsables del centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios