Sevilla

IU y A Contramano celebran el fallo y esperan ganar los demás recursos

  • El Ayuntamiento no tiene dinero para acabar el carril de tachuelas hasta la Plaza Nueva

Comentarios 2

Euforia y cierta sorpresa. El fallo del Tribunal Supremo que avala todos los artículos de la Ordenanza de Peatones y Ciclistas de Sevilla fue acogido ayer con plena satisfacción en la asociación ciclista A Contramano y en el grupo municipal de Izquierda Unida, ambos impulsores de la bicicleta y el carril bici en la capital. Los dos confían en que el Supremo siga dando la razón al Ayuntamiento en los 13 recursos que, como mínimo, han sido planteados por empresas, entidades y vecinos ante el Alto Tribunal andaluz (TSJA) contra la ordenanza, la misma que regula el polémico cierre del centro al tráfico privado. Un segundo fallo del Supremo favorable al Consistorio sobre estos recursos bastaría para sentar jurisprudencia y ratificar definitivamente la norma.

Entre los que impugnaron la ordenanza ante el TSJA figuran cinco concesionarias de aparcamientos subterráneos públicos del centro: Santa Ángela (construcciones Feyjose), Escuelas Pías, Albareda, San Pablo y Plaza de la Gavidia (Corte Inglés); la federación de comerciantes Aprocom, vecinos y particulares. La mayoría rechazan el blindaje del centro al tráfico privado y el libre paso de bicis por aceras y calles peatonales, pero la Justicia sólo ha fallado en contra de los artículos ciclistas.

El portavoz de IU y edil de Infraestructuras, Antonio Rodrigo Torrijos, dice que la sentencia le ha "sorprendido positivamente", que permitirá aplicar todos los artículos de la norma de 2007, y felicita a los servicios jurídicos del Ayuntamiento comandados por Ramón Cámpora "por el buen trabajo".

A Contramano también se personó en ocho de los 13 recursos planteados contra el Ayuntamiento, entre ellos el que ahora ha resuelto el Supremo. "No esperábamos este fallo. La satisfacción es máxima porque la más alta instancia judicial ha sido sensible y comparte los planteamientos de nuestra asociación. Se anula el fallo del TSJA que tanto dio que hablar y ahora la ordenanza ciclista es legal y no caben más recursos", declaró ayer el abogado José García Cebrián.

Hacer cumplir la ordenanza de ciclistas y sancionar a los infractores es ahora la asignatura pendiente del Ayuntamiento. "En absoluto estamos ante una permisividad total en (...) la circulación de ciclistas por aceras y zonas peatonales como en algunas ocasiones se ha querido hacer creer a la opinión pública. Llamamos a todos los ciclistas a cumplir estas normas escrupulosamente y a la responsabilidad de los medios de comunicación para que informen adecuadamente de las normas de circulación de bicicletas en Sevilla, sin crear alarmismo ni desinformar", destacó ayer Ricardo Marqués, portavoz de A Contramano.

El Ayuntamiento también debe regular y delimitar bien el tráfico de bicis en las calles peatonales, pero con la crisis no tiene dinero para seguir colocando tachuelas metálicas por la Avenida hasta la Plaza Nueva, admitió ayer Torrijos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios