Educación

La Junta rectifica y financiará todo el Bachillerato Internacional

  • Firmará con el IES Martínez Montañés un nuevo acuerdo para el programa de excelencia

Alumnos del Martínez Montañés reciben clase en el laboratorio del instituto. Alumnos del Martínez Montañés reciben clase en el laboratorio del instituto.

Alumnos del Martínez Montañés reciben clase en el laboratorio del instituto. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 10

Tras varios meses de incertidumbre, en el IES Martínez Montañés ayer se empezó a respirar más tranquilo. En una reunión mantenida en Torretriana entre la dirección de este centro y los responsables de la Consejería de Educación se garantizó la continuidad del Bachillerato Internacional (BI), el único que se imparte en Andalucía en un instituto público. La permanencia será posible después de que el departamento que dirige Sonia Gaya se haya comprometido a aumentar la inversión de este plan y a firmar un nuevo acuerdo para “renegociar” la colaboración con un centro que es referente de la calidad de la enseñanza pública.

Como adelantó este periódico, desde que el BI se instauró en 1989 en el Martínez Montañés la Junta financiaba el 100% de los costes del programa (casi 40.000 euros anuales), en el que se matriculan los alumnos con mejor expediente académico no sólo de Sevilla, sino de toda la comunidad, al ser el único que se imparte en un centro público andaluz. Estas ayudas mermaron a partir del curso 2012/13, en plena época de recortes, debido a la crisis y a las leyes de racionalización del gasto público establecidas por el Ejecutivo central.

Durante estos años el instituto, situado en Nervión, pudo hacer frente a los costes gracias a los remanentes de cursos anteriores y a que se desviaba parte de los gastos de funcionamiento para tal fin. La situación se volvió más delicada desde 2016, cuando la antigüedad del centro –con medio siglo de vida– obligaba a invertir más dinero en el mantenimiento de las instalaciones. El consejo escolar expuso la situación crítica a la que se enfrentaban a finales de octubre. O la Consejería de Educación aumentaba la partida (la última no llegaba ni al 50%) o habría que prescindir del BI, ya que en un centro público resultaba “inconcebible” que un alumno pagara por el programa (el coste por matrícula supera los 6.000 euros).

Las peticiones al Ejecutivo regional para que aumentara la financiación habían caído en saco roto. Una postura que cambió a raíz de que Diario de Sevilla se hiciera eco de la situación, lo que ha provocado –en plena campaña electoral– que la Consejería de Educación se reúna con los responsables del Martínez Montañés para garantizarles que este año destinará 36.000 euros al BI y que en febrero se “renegociarán” las condiciones de colaboración para que a partir de ahora tenga una inversión específica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios