Calle Rioja

Leyendas urbanas de la voz y del ruido

  • Quimera. Los elogios de Espadas a Gabilondo y su propuesta simbólica para la alcaldía revive los rumores para que Carlos Herrera encabezara otra candidatura municipal

Carlos Herrera e Iñaki Gabilondo, en Málaga en 2014. Carlos Herrera e Iñaki Gabilondo, en Málaga en 2014.

Carlos Herrera e Iñaki Gabilondo, en Málaga en 2014. / Javier Albiñana

LA premisa por sí sola habría sido un bombazo informativo. Juan Espadas no se presentará para su reelección en las municipales del 26 de mayo de 2019. El condicionante anula la carga informativa de la primicia. Tiraría la toalla en el caso de que se presentara como cabeza de cartel Iñaki Gabilondo. “Yo me quitaría”, dijo Espadas en el acto de entrega del título de primer Embajador de Sevilla para Gabilondo entregado por los empresarios turísticos de Sevilla City Center en la Taberna del Alabardero.

Alguno de los presentes recordó que no es la primera vez que un comunicador de campanillas es propuesto para encabezar una candidatura a las municipales. En los territorios de la leyenda urbana o el realismo mágico, en tiempos circuló el rumor de las tentaciones del desierto, la propuesta de la derecha para que Carlos Herrera encabezara la lista de las municipales para poner fin a tres mandatos de hegemonía socialista.

Finalmente, Herrera no fichó por el PP sino por la COPE, pero la goleada de la derecha se certificó en la calle San Fernando, donde su sede comparte espacio con la emisora Onda Cero a cuyas mañanas perteneció este muecín de los despertares. La goleada, el España-Malta de Zoido y sus veinte concejales no la propició un locutor sino un juez. Sería apasionante una pugna electoral entre Herrera y Gabilondo, apellidos de futbolistas de leyenda. Ese duelo ya lo tuvieron durante años de mañanas y lo narró con pasión Santiago Talaya en su libro Los ecos del boom de la radio.

Herrera y Gabilondo quedaron atrapados por la versión sevillana del síndrome de Stendhal. Los dos pasaron de la Ser a la salita de Estar, iconos imprescindibles, voces tan singulares que las distinguiría uno entre un millón. El imaginario duelo entre Herrera y Gabilondo por la alcaldía de Sevilla tendría como precedente el litigio balompédico que hace 35 años mantuvieron por el Pichichi Hipólito Rincón y Jorge Valdano, que se decantó por el primero en la temporada 82-83. El bético de Madrid es ahora comentarista de la Cope y el argentino de la Castellana lo fue muchos años de la cadena Ser. El Pichichi de Herrera y Gabilondo se llama premio Ondas y tienen unos cuantos. El Real Betis y la Real Sociedad, equipos respectivos de Herrera y Gabilondo, se enfrentarán en octavos de final de la Copa del Rey. Los dos equipos de Esnaola.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios