Seguridad en Sevilla

Los vecinos de la Macarena rompen con el Ayuntamiento

  • Los residentes se sienten traicionados, después de que el Consistorio se niegue a estudiar la redistribución de plazas de albergues en otras zonas 

Problemas en el entorno del albergue de la Macarena Problemas en el entorno del albergue de la Macarena

Problemas en el entorno del albergue de la Macarena / Maria Pla

Comentarios 10

Los vecinos de la Macarena han decidido romper relaciones con el Ayuntamiento, que consideran que los ha traicionado. Esta decisión responde a que el Consistorio les ha comunicado que no estudiará ninguna reubicación de los albergues y centros sociales de la zona, que tantos problemas de convivencia están generando y a pesar de que así lo había prometido el alcalde, Juan Espadas, en una visita al barrio.

La Asociación Vecinal Macarena ha informado este martes en un comunicado de que ha decidido abandonar la comisión de trabajo que mantenían con el Consistorio, que ha celebrado dos reuniones. La primera sirvió para que los residentes tuvieran una mayor fluidez en la comunicación con servicios municipales como la Policía Local o Lipasam.

En la segunda, los vecinos entregaron una "profusa información" recabada por ellos mismos, en la que se describía pormenorizadamente todos los problemas y zonas conflictivas del barrio, "tanto en limpieza como en venta de drogas y alcohol".

"Toda esta labor está siendo completamente infructuosa", apunta la entidad, debido a que el Ayuntamiento le ha comunicado de "forma tajante y poco ortodoxa", que no habrá redistribución de las plazas de albergue "ni a corto, ni a medio ni a largo plazo". La asociación considera que esta medida contradice las palabras del alcalde, Juan Espadas, que se había mostrado favorable a estudiar esta redistribución de las plazas para impedir la concentración de ellas en el mismo barrio.

La asociación recuerda que esta solución había sido consensuada con el propio Ayuntamiento y los servicios sociales, y que contaba con el "respaldo unánime de los vecinos y comerciantes afectados". El comunicado añade que el Consistorio, y en concreto la directora general de Acción Social, "culpabiliza" a los vecinos y les acusa de no respetar los derechos de las personas sin hogar, de "no empatizar y de ser insolidarios".

Para los vecinos, esta situación "claramente" vulnera sus derechos como ciudadanos a "tener un barrio digno" y "frustra" sus expectativas de "llegar a un entendimiento y a una solución definitiva del problema". Por ello, han decidido dejar la comisión de trabajo "hasta que de forma pública y clara se informe a los vecinos de cuál es la propuesta del Ayuntamiento para solucionar el gravísimo problema de convivencia e incivismo que afecta a la Macarena".

La respuesta municipal

El delegado de Bienestar Social, Juan Manuel Flores, defendió el trabajo que está realizando el gobierno para llevar a cabo un rediseño y una reorganización de los servicios de atención a personas sin hogar desde la “seriedad, el rigor y la transparencia”. “Somos conscientes de que hace falta un nuevo modelo de trabajo que no concentre el 60% de las plazas en un tipo de recursos como son los albergues y en una misma zona. Y en eso estamos trabajando. Pero no vamos a engañar ni a mentir a nadie. Es un trabajo lento y la atención social siempre tiene que estar garantizada. No vamos a cerrar un albergue o un comedor social de una entidad religiosa sin que esté ya en marcha una alternativa real”, explicó Juan Manuel Flores.

El delegado destacó que el área de Bienestar Social, el área de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, y el distrito Macarena están trabajando y reforzando los dispositivos de presencia policial, limpieza y asistencia social en la zona. Por este motivo, se creó el grupo de trabajo a través del que se pueden canalizar todas las peticiones y demandas concretas de atención que consideren oportunas los vecinos y vecinas. “Pero en esa mesa en ningún caso va a comprometer el gobierno una reducción inmediata de las plazas de personas sin hogar. Para eso, está la Mesa Estratégica y el trabajo que se está realizando con las entidades sociales de la ciudad así como los nuevos proyectos que se están poniendo en marcha como los pisos tutelados”.

En este sentido, la delegada del distrito Macarena subrayó que la puerta del gobierno siempre está abierta para aquellos que quieran trabajar por mejorar la atención social, la presencia policial, la limpieza o los distintos dispositivos públicos. “Queremos trabajar con los vecinos y vecinas y por nuestra parte todo el diálogo sigue abierto con cualquier representante vecinal que quiera buscar soluciones y mejorar el barrio”, apuntó Clara Macías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios