Recortes en Educación

Manifestación masiva en Sevilla "en defensa de la educación pública"

  • Gran éxito de la protesta convocada por los principales sindicatos y los estudiantes.

Comentarios 34

Miles de sevillanos se manifestaron este martes por algunas de las principales arterias del centro de la ciudad contra los recortes anunciados por el Gobierno de la nación y en "defensa de la enseñanza pública". Si bien la jornada de huelga no había sido masiva, la protesta de por la tarde, que comenzó sobre las 19:15 en la Plaza de España, fue un completo éxito, algo en lo que tuvo mucho que ver el gran número de estudiantes universitarios que acudieron a la cita.

En realidad, la protesta unía dos manifestaciones distintas: la de los principales sindicatos de la educación que componían el comité de huelga (ANPE, CCOO, UGT, CSIF, Ustea y CGT) y la de los estudiantes universitarios cohesionados por el Consejo de Alumnos de la Universidad de Sevilla (Cadus) y el Consejo de Estudiantes de la UPO (Ceupo). La primera discurrió desde la Plaza de España hasta la Puerta de Jerez; la segunda se bifurcó en dos: una rama que siguió a la Puerta de Jerez para continuar hasta la Encarnación y luego seguir en dirección a Miraflores para unirse al segundo brazo que había optado por discurrir por Menéndez Pelayo y, juntos, dirigirse al Parlamento de Andalucía. De esta manera se consiguió el efecto de un centro de la ciudad tomado por los manifestantes, con algunos problema lógicos para el tráfico rodado.

En algún momento hubo algún roce entre estudiantes y sindicatos de profesores que no fueron a más, sobre todo cuando la cabecera de la manifestación llegó a la Pasarela y los estudiantes quisieron colocarse por delante, algo a lo que se negaron los sindicalistas.

Sin embargo, el clima fue en casi todo momento festivo, con numerosas banderas y pancartas y con una amplia participación de niños que, como aseguró la pequeña Sofía Molina, del Colegio Huerta de Santa Marina, no querían que "la Universidad fuese más cara ni que metiesen más niños en mi clase".

La clave del contraste entre una huelga con seguimiento discreto y una manifestación masiva la daba el vicepresidente de Anpe-Sevilla, Antonio Brea: "En este contexto de crisis no es fácil renunciar a un día más de trabajo, lo que ha restado participación. Muchas personas que rechazan los recortes no se han puesto en huelga, pero sí se manifiestan".

Por su parte, la delegada del Cadus, Nerea de Tena, apenas daba crédito al éxito de la convocatoria, más teniendo en cuenta la discreta asistencia de público a otras movilizaciones anteriores. "No podemos hacer una estimación de cuanto somos, pero es sorprendente la cantidad de personas que hay". Los sindicatos de la educación sí se atrevieron: 50.000 personas. La Delegación del Gobierno, por su parte, asegura que participaron entre 8.000 y 10.000 personas. Este periódico comprobó como la manifestación tardaba algo más de una hora y cuarto en pasar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios