El futuro de la lonja

Mercasevilla decidirá el cambio de sede en el próximo mandato

  • El mercado mayorista acuerda una prórroga que garantiza la continuidad de la actividad de los empresarios durante cinco años

Una joven camina junto a la puerta principal de acceso a las instalaciones de Mercasevilla. Una joven camina junto a la puerta principal de acceso a las instalaciones de Mercasevilla.

Una joven camina junto a la puerta principal de acceso a las instalaciones de Mercasevilla. / Juan Carlos Vázquez

El próximo alcalde que salga de las elecciones municipales del 26 de mayo cuenta con una patata caliente: decidir junto a Mercasa si Mercasevilla sigue en la misma ubicación o se construye un mercado central de abastos en un nuevo emplazamiento. Éste es uno de los acuerdos que aparece sobre la continuidad de la lonja mayorista.

La sesión plenaria respaldó ayer con la unanimidad de todos los grupos políticos un convenio que garantiza la continuidad sine díe del mercado bajo una sociedad completamente pública dado que el hasta ahora accionista minoritario (la Asociación Empresarial de Comerciantes Mayoristas de Frutas, Hortalizas y Verduras de la Provincia de Sevilla con el 0,16%) ha salido del capital tras abonarle Mercasevilla 112.500 euros.

Esto ratifica el acuerdo alcanzado días antes en la junta de accionistas del mercado mayorista tras años de negociación y estudios, con el resultado de una sociedad 100% pública que seguirá prestando sus servicios más allá del 25 de junio de 2021 y con carácter indefinido. Los grupos políticos garantizaron la realización de nuevas aportaciones municipales de los fondos necesarios que les corresponda en función de su participación en el capital social.

Los mayoristas vendieron sus acciones hace dos semanas por 112.500 euros

Dentro de estas conversaciones previas se acordaron los términos de una prórroga que garantiza la continuidad de la actividad de los empresarios durante un plazo de transición de cinco años una vez haya concluido el periodo de la concesión de los puestos. En el caso de que fuera necesaria una ubicación nueva para Mercasevilla, en el acuerdo entre el Ayuntamiento de Sevilla y Mercasa se recoge que la inversión procedería de la transmisión de los terrenos en los que se encuentra actualmente.

“Optamos por una vida indefinida de una sociedad cien por cien pública que, una vez estabilizada, puede crear mucho más empleo y actividad, y tiene que tomar decisiones sobre su ubicación, ampliación y modernización”, comentó Juan Espadas antes de recordar que “el pasado tiene demasiadas sombras” y destacar la gestión de las cuentas estos cuatro años y el futuro que viene para esta sociedad.

En la bancada popular, el concejal Alberto Díaz valoró un acuerdo “claro y transparente” para después considerar que es “un éxito de todos” y agradecer a Mercasa las ayudas, el trabajo y su dedicación para que “Mercasevilla sea el día de mañana una entidad del siglo XXI”. El edil de Ciudadanos, Pablo Díaz, señaló que se ha pasado por una “larga travesía en el desierto” con Mercasevilla, “un monumento a la falta de gestión responsable en etapas anteriores y durante muchos años que ha causado una enorme ruina a las arcas municipales. Hoy parece que se puede dar carpetazo a una lacra de gestión de este Ayuntamiento”.

La sociedad pasa a ser 100% pública y pagará las cantidades pendientes con los acreedores

Desde las filas de Izquierda Unida, su portavoz Daniel González Rojas indicó que el mandato de Juan Ignacio Zoido fue el del “desmantelamiento” de la sociedad, algo que el PP negó. En su exposición explicó que el actual ha sido de “estabilización”, y espera que el próximo suponga el “avance entre todos de una sociedad pública y fuerte”. Por último, el concejal de Participa Sevilla, Julián Moreno, consideró que se ha hecho una “apuesta decidida por una Mercasevilla completamente pública”.

Mercasevilla esquivó la liquidación hace un año. Tras más de cinco horas de reunión, un amago de romper las negociaciones y dos recesos para reformular el contenido del acuerdo, el consejo de administración del mercado mayorista aprobó por unanimidad la propuesta de convenio en el concurso voluntario que garantizaba el pago de 22,3 millones a la constructora Sando por incumplimiento de contrato. Todas las partes terminaron firmando el plan de viabilidad pese a que la presidenta de Mercasevilla, la concejal Carmen Castreño, llegó a amagar con aplicar un convenio alternativo elaborado por el gobierno socialista que sacaba a Mercasa de la sociedad. La sangre no llegó al río.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios