Historiador, escritor y profesor de la Universidad de Sevilla

Muere José Luis Comellas, adiós al auténtico hombre del tiempo

  • Nacido en Ferrol, llegó a Sevilla como catedrático en 1963. Estudió el clima de la primera vuelta al mundo y era un especialista en las dos guerras mundiales

El historiador y escritor José Luis Comellas, en Sevilla.

El historiador y escritor José Luis Comellas, en Sevilla.

Nunca perdió el acento gallego, y eso que José Luis Comellas (Ferrol, 1928) llevaba viviendo en Sevilla casi sesenta años desde que en septiembre de 1963 aprobó las oposiciones a la cátedra de Historia Moderna y Contemporánea. Era el decano de los historiadores de la Universidad Hispalense, con una legión de discípulos que todavía siguen beneficiándose del magisterio de sus libros.

Comellas ha fallecido en puertas del quinto centenario de la muerte de Fernando Magallanes. Es autor de la obra ‘La primera vuelta al mundo’, que aparece en el capítulo de referencias bibliográfica de ‘La forma del mundo’, en la que Tato Cabal novela la relación de Magallanes con Enrique, el esclavo que el navegante compró en uno de sus viajes. Comellas dice en ese libro que cuando la flota comandada por Magallanes en 1521 atravesaba las aguas del océano Pacífico se dio el fenómeno climatológico llamado El Niño que por la temperatura de las aguas y la fuerza de las corrientes benefició a los expedicionarios.

En 2014 se prodigó como conferenciante en el centenario de la Primera Guerra Mundial. De la misma forma que mantenía que España no vivió un Siglo de Oro sino más de uno, defiende que no hubo dos Guerras Mundiales, sino un solo conflicto con algunas interrupciones. Es su tesis en el libro ‘La guerra civil europea (1914-1945)’. Por medio, una guerra civil doméstica que vivió de niño en Galicia.

Paisano por cuna de José Canalejas, el ministro de Alfonso XII asesinado en atentado en 1912, de Pablo Iglesias, el tipógrafo fundador del PSOE, y del dictador Francisco Franco, se reconocía en el espejo de otro paisano. “Siempre soñé con acabar como Gonzalo Torrente Ballester, ser escritor, director de un instituto que ahora lleva su nombre y casarme en Ferrol”, decía a este periodista en un paseo por su ciudad adoptiva.

Se casó en 1964 en Roncesvalles. Primero vivió en Heliópolis, en uno de los hotelitos de la Expo del 29, un año después de su nacimiento, y más tarde en la calle Juan Sebastián Elcano, otro de los protagonistas de la primera vuelta al mundo. Padre de cuatro hijas: Mercedes, María Jesús, María Teresa, María Ángeles y abuelo de siete nietos. Dos yernos alemanes, béticos los dos, uno inglés y un cuarto de la cantera.

Desde niño se aficionó a la astronomía y llegó a dirigir el observatorio meteorológico de Monteventoso, en La Coruña. El Servicio de Publicaciones de la Universidad editó los dos volúmenes de su obra ‘El tiempo en Sevilla’, con capítulos tan fascinantes como ‘Cómo se mueve el Giraldillo’ o ‘El verano sevillano’. Ahora que el Cachorro lleva dos años seguidos sin salir por causas ajenas a las isobaras, en su obra Comellas explicaba las razones de la pluviometría de esa imagen de Triana. “El Viernes Santo suele coincidir con las tormentas de primavera”.

Era de la promoción 1947-1951. El primero de esos años coincidió con la visita de Evita Perón a Vigo y a Sevilla. “Recuerdo cómo la aplaudían cuando decía menos ricos y menos pobres”. No hemos cambiado tanto. Comellas, el hombre del tiempo en un sentido casi ontológico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios