Sevilla

Muere un policía local de Guillena un mes y medio después de un grave accidente

  • El agente chocó con su moto contra un coche cuando iba a trabajar el día 3 de abril y le amputaron una pierna

  • Francisco Barranco, de 54 años, deja mujer y tres hijos

Francisco Barranco, con la sede de la Policía Local de Guillena de fondo. Francisco Barranco, con la sede de la Policía Local de Guillena de fondo.

Francisco Barranco, con la sede de la Policía Local de Guillena de fondo.

El policía local de Guillena Francisco Barranco falleció el jueves a los 54 años de edad, un mes y medio después de sufrir un gravísimo accidente de tráfico. El agente se encontraba ingresado en el Hospital Virgen del Rocío desde el 3 de abril, cuando sufrió el siniestro cuando iba a trabajar. El policía iba en moto y se chocó contra un coche en la carretera A-460, que conecta Guillena con el municipio de Burguillos.

El agente había salido de su casa en San Ignacio del Viar, pedanía de Alcalá del Río, y se dirigía a incorporarse a su trabajo en la Policía Local de Guillena. Barranco era agente de este cuerpo municipal desde principios de los años noventa. Como consecuencia del accidente, el policía sufrió la amputación de una pierna. Sin embargo, había evolucionado favorablemente con el paso de los días.

Se desconoce todavía cuál ha sido la causa de la muerte, que tendrá que ser determinada por la autopsia. Se barajan tanto un infarto como una trombosis como posibles causas, a la espera del informe oficial del forense. La muerte de Barranco ha supuesto un golpe para los policías locales de Guillena, que confiaban ya en la recuperación de su compañero.

Este sábado será enterrado en Alcalá del Río tras un funeral que tendrá lugar en la iglesia de San Ignacio del Viar a las 10:30. El policía deja viuda y tres hijos, el más pequeño de 15 años de edad.

Barranco deja una profunda huella en esta plantilla y en Guillena, cuyo ayuntamiento lo homenajeó ayer con una publicación en sus perfiles de redes sociales. "Siempre te recordaremos en la entrega al servicio público, con tu amplia sonrisa y tu dulce y limpia mirada. Gracias por todo, Paco. Descansa en paz".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios