Urbanismo

Obras urgentes para evitar desprendimientos en la Casa de Pilatos

  • La Fundación Casa Ducal debe fijar los elementos dañados de la fachada de la calle Imperial hasta su reparación

La fachada con varios elementos dañados es la que mira a la calle Imperial. La fachada con varios elementos dañados es la que mira a la calle Imperial.

La fachada con varios elementos dañados es la que mira a la calle Imperial. / José Ángel García

Una de las previsiones que realiza el Ayuntamiento las semanas antes de Semana Santa guarda relación con el estado de los inmuebles por el que transcurren las distintas hermandades. En la visita de los técnicos de la Gerencia de Urbanismo al entorno de la Casa de Pilatos comprobaron el mal estado en el que se encuentra la fachada que mira a la calle Imperial.

Esto motivó una orden para la ejecución de medidas urgentes para el mantenimiento de las debidas condiciones de seguridad, salubridad y ornato público de un palacio declarado en 1997 como Bien de Interés Cultural (BIC). ¿Qué se le pide a la Fundación Casa Ducal de Medinaceli? La revisión de la cornisa, del pretil formado por celosía con remate, de las pilastras y del revestimiento del muro de un inmueble que se encuentra a escasos metros de otro edificio BIC como el Monasterio de San Leandro.

La propiedad debe detectar los elementos dañados, sueltos e inestables que generan riesgo de desprendimiento, con estabilización provisional hasta su reparación definitiva mediante la inclusión de medidas de seguridad provisionales tales como anclajes, malla o red resistente envolvente anclada a la fachada. La Gerencia apunta que otra solución alternativa que deberán decidir los arquitectos consiste en desmontar sólo de las piezas puntuales que no admitan otra solución, en cuyo caso, deberán asegurarse las zonas adyacentes. Los técnicos estiman que el importe de la intervención en esa zona de la Casa de Pilatos es de 20.528 euros.

La fachada afectada pertenece a lo que se conoce como el Jardín Chico, un espacio abierto delimitado por las fachadas del palacio, el muro de cerramiento hacia Imperial y el muro medianero con las edificaciones que dan a la calle Medinaceli. Las trazas del jardín se ajustan a un diseño geométrico de muros y parterres en los que se intercalan elementos clásicos, como columnas y estatuas. Se estructura en tres ámbitos de estilo y composición diferentes.

El primero, de dimensiones rectangulares, se dispone frente al corredor de Zaquizamí. Entre este ámbito y el siguiente discurre una alberca rectangular en uno de cuyos extremos se ubica una estatua de bronce. El segundo ámbito está formado por dos terrazas rectangulares dispuestas a distinta altura; la terraza superior se estructura en 4 parterres, ubicándose en el centro una estatua sobre columna. El tercer recinto se conforma con una sucesión de arriates que siguen un trazado geométrico cerrado, definiendo una glorieta central. Desde el extremo Noroeste de este recinto se accede a una escalera que sube a las terrazas escalonadas que conforman la cubierta de las construcciones comprendidas entre esa calle y las crujías perimetrales del patio principal.

La Casa de Pilatos constituye uno de los edificios de la ciudad más emblemáticos de la arquitectura doméstica andaluza del siglo XVI, coexistiendo en su construcción elementos de tradición medieval –mudéjar principalmente– y las nuevas formas renacentistas.

Cornisa, celosía y pilastras en mal estado. Cornisa, celosía y pilastras en mal estado.

Cornisa, celosía y pilastras en mal estado. / José Ángel García

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios