Sevilla

La Olavide ofrecerá a sus estudiantes 225 VPO en alquiler en Montequinto

  • Los alojamientos, que construirá y gestionará la Junta de Andalucía, podrían funcionar a partir de 2012 · Los pisos, de 1, 2 y 4 dormitorios, estarán reservados exclusivamente a los miembros de la Universidad

En plena crisis del ladrillo, la Universidad Pablo de Olavide (UPO) apuesta por una novedosa fórmula de alojamiento para sus alumnos. Gracias a un convenio firmado entre el Ayuntamiento de Dos Hermanas, la Junta de Andalucía, la UPO y el Ministerio de Vivienda, el barrio de Montequinto acogerá un total de 225 pisos VPO en alquiler destinados a paliar uno de los principales problemas de la comunidad académica: la ausencia de alojamientos que conjuguen la calidad y los bajos precios.

Las viviendas, cuyas obras comenzarán a finales de 2010 en un solar de 8.000 metros cuadrados cedido por el Ayuntamiento nazareno, tendrán una ubicación envidiable, "en la Avenida de Montequinto, entre las calles Graciano y Joviano, distando menos de 100 metros de la parada de Metro de la línea, que conectará en breve esta zona del barrio con Sevilla y el centro de Dos Hermanas", asegura la arquitecta de la UPO Rosana Caro Martínez.

Los encargados del proyecto, que será sufragado y gestionado posteriormente por la Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA), son los arquitectos del Estudio Carbajal, formado por José Antonio Carbajal y sus hijos Nicolás y Rodrigo; un estudio que ya tiene acreditada experiencia en construcciones de este tipo, como demostraron con la Residencia Universitaria Rector Ramón Carande, inaugurada en 2002 en la zona del Porvenir, frente a la antigua Catalana de Gas.

En total, la Pablo de Olavide ofertará a sus estudiantes (aunque también podrán optar profesores y personal no docente) 48 alojamientos de cuatro dormitorios, 153 alojamientos de dos dormitorios (tres de los cuales son adaptados a discapacitados) y 24 alojamientos de un dormitorio (cuatro para discapacitados). El proyecto de Carbajal contempla que todos los dormitorios estén separados del resto de las dependencias. "Los de cuatro dormitorios serán dúplex y los de dos dormitorios, en un solo nivel, serán accesibles desde galerías exteriores desplazados en altura tres escalones para asegurar su intimidad", se asegura desde la Universidad Pablo de Olavide.

En total, son cuatro bloques de seis plantas que se disponen de forma paralela (como se observa en las imágenes superiores), y como en todos los proyectos de Carbajal, "se atiende las condiciones óptimas de soleamiento y ventilación de los alojamientos, así como a la mejor posición para la protección frente al ruido que genera el tráfico de la Avenida Montequinto", indica Rosana Caro.

Carbajal ha contemplado todas las necesidades de la comunidad universitaria a la hora de diseñar los edificios. En la planta sótano se localizará un garaje para el aparcamiento de 59 vehículos y las instalaciones y cuartos de limpieza. Por su parte, en la planta baja se concentrarán la mayoría de los servicios comunes, tales como la portería, la oficina de administración, una cafetería restaurante con acceso optativo desde la avenida, cuatro salas de informática, dos lavanderías, un gimnasio de 100 metros cuadrados y dos salas multiusos también de 100 metros cuadrados cada una.

En el conjunto habrá un total de cuatro salas de estudio de 70 metros cuadrados, que se situarán en la planta más alta de la edificación: la quinta, "por ser la ubicación más propicia para el aislamiento y la concentración". Desde la Olavide se destaca el esfuerzo que se ha realizado para adaptar la edificación a las necesidades de los minusválidos. De hecho, "los servicios comunes de la planta baja serán accesibles desde una galería trasversal paralela a la avenida y que va salvando el desnivel entre las calles Joviano y Graciano mediante suaves rampas, de manera que todo el recinto sea accesible a los discapacitados físicos".

Similar respeto hay para el medio ambiente y el ahorro energético. Está prevista la utilización de las cubiertas para placas solares y depósitos acumuladores, así como para unidades de condensadores de la instalación de climatización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios