Sequía en Andalucía Doñana agoniza de anemia

Sevilla

PP y Cs piden una revisión del PGOU para evitar más destrucción en la Palmera

La residencia de estudiantes que se levanta en el número 17 de la Avenida de la Palmera

La residencia de estudiantes que se levanta en el número 17 de la Avenida de la Palmera / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

Una revisión del PGOU para poner freno a la destrucción de la Avenida de la Palmera. Eso es lo que solicitan los grupos municipales del Partido Popular y Ciudadanos para evitar que este paseo construido a principios del siglo XX, sucumba a la especulación urbanística y cambie la mayoría de sus chalets y villas regionalistas por nuevos edificios que desvirtúan por completo el espacio. Los dos formaciones políticas reaccionan de este modo a las actuaciones que se están produciendo en los últimos años al abrigo de una polémica arbitrariedad recogida en el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de 2006, realizado bajo el mandato municipal del PSOE e IU. Tanto PP como Cs consideran que es necesaria esta revisión del PGOU para dar una respuesta desde la legalidad a este problema urbanístico.

En los últimos días son numerosas las voces que se han alzado para llamar la atención sobre la situación que atraviesa la Avenida de Palmera y pedir una protección eficiente de su arquitectura y estética regionalista. Así lo hicieron en las páginas de este periódico un grupo de arquitectos comprometidos con el patrimonio, que alertaban de la trampa del PGOU; o la Asociación para la Defensa del Patrimonio (Adepa), que advertía de la pérdida de la tipología clásica de vivienda exenta, retranqueada, de baja altura y con vegetación típica de la zona.

Todas las miras están puestas en los nuevos edificios que desde hace años inundan las otrora parcelas residenciales. Las dos últimas residencias de estudiantes, en el número 17 y en la esquina con la calle Páez de Ribera, donde se encontraba el antiguo chalet de la Botella, han encendido todas las alarmas. En el caso de la edificaciones residenciales, el PGOU permite construir 0,6 metros por cada metro cuadrado de parcela. Es decir, que en una superficie de 3.000 m2 se podría levantar un conjunto residencial de 1800 m2. Además, la altura no podría ser superior a nueve metros y tres plantas. Al pasar a una parcela de uso dotacional, como permite el PGOU, la edificabilidad se multiplica por ocho, permitiéndose, además, una altura de hasta 15 metros con semisótano y una planta sobre cubierta con un tejado inclinado. Con esto, las parcelas hasta ahora residenciales que tenían que tener espacios libres a su alrededor, pasan a estar colmatadas prácticamente en su totalidad.

Diseños y materiales rupturistas en los nuevos inmueble de la Palmera Diseños y materiales rupturistas en los nuevos inmueble de la Palmera

Diseños y materiales rupturistas en los nuevos inmueble de la Palmera / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

Para evitar que esto se siga produciendo no sólo en la Palmera, sino en el conjunto de la ciudad, Beltrán Pérez, portavoz del PP advierte de las carencias del PGOU y pide una revisión: “El Partido Popular votó en contra del PGOU de 2006 porque hay extremos del mismo que no compartimos. De hecho, a las pasadas elecciones presentamos nuestra propuesta de modificación parcial de este plan que, a estas alturas, está obsoleto”. El popular señala que le preocupa el respeto a la naturaleza histórica de los entornos y que desvirtuar el carácter regionalista de la Avenida de la Palmera es un “despropósito” al que se le debe poner freno desde la legalidad. “Seguimos pensando en la necesaria modificación parcial del PGOU que propiciaría crecimiento económico, por un lado, y mayor protección a edificios, elementos y entornos históricos de la ciudad”, insiste Pérez.

Desde Ciudadanos también señalan la pérdida de identidad de la Avenida de la Palmera y cómo edificios singulares están desapareciendo por otros sin valor alguno. En este sentido, ponen el foco en las restricciones que el PGOU da a los edificios residenciales y cómo se abre la mano cuando se cambia el uso a dotacional, permitiendo estas operaciones urbanísticas. “Este hecho confirma lo que desde Ciudadanos llevamos denunciando desde hace años. Y es que el actual Plan General de Ordenación Urbana, que fue aprobado en los años en los que compartían la gestión municipal los grupos de PSOE e IU, se ha quedado obsoleto en algunos de sus aspectos y que, por tanto, requiere de la apertura de un proceso de revisión en el que se analicen las carencias actuales y, sobre todo, se planteen propuestas de mejora que puedan ir en beneficio de la ciudad y del conjunto de los sevillanos”.

La formación, cuyo portavoz es Álvaro Pimentel, solicita que se plantee un proceso de modificación del PGOU en el que participen todos los agentes implicados (incluidas las asociaciones patrimonialistas) para revisar la norma actual que afecta a la Avenida de la Palmera y, teniendo en cuenta todas las opiniones, se debata sobre la conveniencia de su modificación para salvaguardar la estética tradicional del paseo en los casos que hasta ahora no se recogen. Todo ello, añaden, sin menoscabo de que se siga apostando por revitalizar los solares y viviendas sin uso y la llegada de nuevas empresas y entidades que colaboren en ello con su inversión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios