Sevilla

El PP exige a Espadas que cambie sus "ataques a la oposición" por una "postura contundente en defensa del metro"

Beltrán Pérez, líder de la oposición en el Ayuntamiento Beltrán Pérez, líder de la oposición en el Ayuntamiento

Beltrán Pérez, líder de la oposición en el Ayuntamiento / Antonio Pizarro (Sevilla)

El Partido Popular le ha exigido este miércoles a Espadas que cambie sus ataques a la oposición por una postura contundente en defensa del metro de Sevilla tras plantear en el PMUS una red de tranvías alternativa al subterráneo.

El portavoz popular, Beltrán Pérez, tras tener conocimiento de los últimos ataques del alcalde a la labor de la oposición, le ha pedido a Espadas "que se centre" y dé prioridad a una infraestructura que la ciudad "pide con verdadero clamor" y "abandone su política de silencios y bandazos". 

"Yo entiendo que el alcalde se enfade cuando la oposición hace bien su trabajo defendiendo el metro. Lo que no entiendo es que nos ataque de manera abierta por pedirle que aclare su postura. Son ya demasiados años de Espadas dudando entre un metro o un tranvía. Y la ciudad de Sevilla quiere y reclama de manera explícita la construcción de una red completa de metro, que es lo que está defendiendo el Partido Popular y por dos veces aprobó el Pleno".

El Partido Popular se muestra "estupefacto" por el ataque personal del alcalde a su portavoz, únicamente, por reclamar una infraestructura tan necesaria para propiciar la movilidad y el crecimiento económico de la ciudad:

Tras ser llamado “mal político” por parte del alcalde, el portavoz  popular ha aclarado que: “Mal político es no hablar ni pedir el metro cuando gobernaba Susana Díaz. Mal político es plantear un tranvía ahora que la Junta de Juanma Moreno está a punto de reiniciar la obra después de una década parada. Mal político es estar callado ante la paralización del proyecto de la SE-40 porque en Madrid gobiernan los suyos. Mal político es estar más tiempo pensando en Bruselas y en San Telmo que en Sevilla. Mal político es tener a la ciudad comida por la suciedad y las ratas. Mal político es perder los fondos de empleo de la Junta de Andalucía. Mal político es que ninguno de sus grandes proyectos sea hoy una realidad. Mal político es insultar a una ciudadana y desearle la muerte cuando se le queda el micro abierto en un Pleno. Espadas es un mal político por su gestión y es un mal alcalde por estar continuamente sometiendo a la ciudad a sus bandazos”. 

“Por eso, le pido a Espadas deje trabajar a la Junta der Andalucía, deje de perder el tiempo y el dinero con proyectos de redes de tranvías y colabore en la consecución de fondos estatales que gestiona el gobierno de su compañero Pedro Sánchez”, ha concluido. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios