Sevilla

Lipasam continúa con la retirada de contenedores en el centro

  • La empresa ha repartido ya más de 4.500 cubos individuales para fomentar su uso

Contenedores que han sido retirados en la Plaza de la Gavidia, en el casco antiguo. Contenedores que han sido retirados en la Plaza de la Gavidia, en el casco antiguo.

Contenedores que han sido retirados en la Plaza de la Gavidia, en el casco antiguo. / Julián venegas

Una cuestión de imagen y de servicio. La empresa municipal de limpieza de Sevilla, Lipasam, continúa con la retirada de los grandes contenedores de basura del casco histórico. En coordinación con el distrito Casco Antiguo, "y en respuesta a las demandas ciudadanas", apuntó la empresa, ha puesto en marcha un plan para la implantación del sistema de recogida de residuos mediante el uso de cubos individuales, en diferentes calles del centro, que hasta ahora cuentan con los tradicionales recìpientes de carga trasera. En gran parte del distrito ya se han eliminado estos contenedores, con lo que se ha conseguido evitar, por un lado, la gran suciedad que se genera alrededor de los mismos y, por otro, mejorar considerablemente la imagen y el servicio que se ofrece a los ciudadanos en dicha zona.

Desde el pasado mes de febrero se han retirado alrededor de medio centenar de contenedores de carga trasera de las calles Castellar, Joaquín Guichot, Alberto Lista, Santas Patronas, Teodosio y Faustino Álvarez, para implantar el uso de cubos individuales. Hace pocos días también se han retirado los contenedores de otros puntos emblemáticos de la zona norte del casco histórico, como es la calle Baños y la Plaza de la Gavidia y la Plaza del Cronista, situada detrás de la iglesia de San Luis de los Franceses.

El sistema de recogida mediante cubos individuales consiste en mantener dentro de cada edificio o casa un recipiente para los residuos y sacarlo a la puerta por la noche. Según las necesidades de cada caso, Lipasam entrega a las comunidades o vecinos contenedores de diferente capacidad: 120, 240 o 330 litros. Posteriormente, los residuos son retirados por el servicio de recogida de Lipasam que deja el recipiente en su lugar para que a primera hora del día sea guardado por el responsable en el interior del inmueble.

Previamente a la entrega de los cubos, se ha realizado una campaña informativa "puerta a puerta", para proporcionar todos los detalles sobre esta iniciativa y ofrecer los distintos modelos de cubos que el usuario puede solicitar.

"Para que no haya confusión, todos los cubos están identificados con el domicilio al que corresponden. Además, los recipientes son higienizados, por el servicio de limpieza de mobiliario urbano de la empresa, periódicamente o tras solicitud a través de correo electrónico, portal web, redes sociales del Ayuntamiento, sede electrónica o al 010, teléfono de atención ciudadana", apuntaron desde Lipasam.

Desde el Ayuntamiento también destacan que las dificultades que genera la colocación de contenedores en esta zona histórica de Sevilla, caracterizada por las angostas dimensiones de las calles, la falta de espacio para ubicarlos y las dificultades para el acceso de los vehículos. Por ello, la mejor solución, con las dificultades y el coste que supone el soterramiento, es la implantación de los cubos individuales.

Este modelo de recogida de residuos funciona ya "con éxito" en otros barrios de la ciudad como Triana, la Alfalfa, el Arenal, San Lorenzo, Santa Catalina, Santa Cruz, la Avenida de la Constitución y otros lugares comerciales y residenciales del centro, "donde el sistema está desarrollándose con normalidad y a plena satisfacción de los usuarios, habiendo mejorado de forma notable la limpieza de estas zonas y reducido el impacto visual, gracias a la reducción del número de contenedores".

El delegado del distrito, Juan Carlos Cabrera, defendió ayer que el cambio de modelo en la recogida de la basura cuenta con el respaldo de los vecinos. Cabrera tachó de "cínica y oportunista" la crítica del PP "hacia un sistema de uso de cubos individuales en las calles del casco antiguo que el propio PP aplicó durante su mandato". "Con este modelo, evitamos la problemática que genera la suciedad en el entorno de estos contenedores y mejoramos considerablemente la imagen y el servicio que se ofrece a los ciudadanos en esa zona, por lo que es incomprensible que el PP ponga en cuestión la medida".

El número de cubos individuales que hay en el casco histórico asciende a 4.517. Además, hay 41 buzones para la recogida neumática. También hay 147 contenedores soterrados y 217 de carga lateral. En cuanto a la carga trasera, en el centro todavía existen 624 recipientes para residuos orgánicos, 150 para envases y diez de uso sanitario. Por último, hay 26 contenedores de grúa para papel, 34 para vidrio y 301 cubos de hostelería para vidrio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios