Sevilla

PP y C's censuran la subida de 580 a 740 euros por módulo de las casetas

  • Ciudadanos tilda la medida de "casetazo".

  • El gobierno local dice que asume "el desgaste" de aumentar los precios de la Feria en las ordenanzas fiscales para 2018.

Montaje de la estructura de una caseta de la Feria. Montaje de la estructura de una caseta de la Feria.

Montaje de la estructura de una caseta de la Feria. / v. hidalgo

Los grupos de la oposición municipal PP y Ciudadanos (C's) criticaron ayer la subida de precios de la Feria de Abril que aplicará el gobierno local de Juan Espadas en 2018. Las casetas particulares, de peñas y entidades cuya estructura modular construye el Ayuntamiento subirán de los 580,32 euros por módulo que pagaban hasta ahora a los 740,48 euros que pagarán en la Feria de 2018. Son 160 euros más nada menos.

El equipo de Espadas admitió este miércoles que los afectados por esta medida son una mayoría de titulares de casetas (de un 70 a un 80%) frente a una minoría que construye toda la estructura y la caseta al completo. Sin embargo, el día de la presentacion de las ordenanzas fiscales para 2018 este hecho se minimizó, no se explicó con detalle y se dio a entender que afectaba a una mínima parte de usuarios de la Feria, cuando es justamente lo contrario.

El gobierno de Espadas añade que asume "el desgaste" político que supone tocar los precios de la Feria, al igual que el año anterior se tocaron los de la Carrera Oficial, y argumenta el aumento de precios de la Feria en que "el coste real del servicio está muy por debajo" de lo que se cobra y que "hay margen para equilibrar los precios porque se paga menos de lo que se debe pagar". Añade que en la tasa de basura de la Feria también habrá cambios: a unos subirá y a otros no. Se unifica la tasa de basura para aquellos a los que sólo se les cede el suelo y a los que el Ayuntamiento les monta el módulo, teniendo en cuenta en ambos casos los metros cuadrados.

El gobierno mantenía hasta ahora que la subida afectaba a una minoría de feriantes

Desde el PP, la edil Amidea Navarro criticó que este alza implicará el pago de 160 euros más por módulo de caseta, pese a que ahora la Feria cuenta con un formato "más largo". "El PP viene posicionándose desde 2016 en contra de subidas fiscales, pues el dinero es más necesario en los bolsillos de los sevillanos que en las cuentas del Ayuntamiento, y resulta indispensable cambiar el rumbo para posicionar a Sevilla como una ciudad capaz de atraer población e inversiones, y generar riqueza y puestos de trabajo", explicó la concejal.

El PP insiste en que la reducción del 3% acordada entre el gobierno local y C's para el impuesto de bienes e inmuebles (IBI) es "mínima, no afectará a los inmuebles no residenciales y no compensa en absoluto las subidas de los dos últimos años incluida la revisión catastral", subidas que los socialistas circunscriben a los edificios no residenciales.

Desde Ciudadanos, su portavoz en el Ayuntamiento Javier Millán rechazó de plano el "casetazo" del gobierno local por considerar que "no vemos justificada esta subida" y avisó al gobierno socialista de que "no cuente con Ciudadanos para apoyar esta medida" por entender que es "contraria al interés de los sevillanos y de la propia Feria". Millán expuso que con este aumento el PSOE repercute a los caseteros el coste íntegro de instalación de los módulos, lo que "encarece y dificultad la posibilidad de los sevillanos de disfrutar de esta fiesta, obligándolos a hacer un esfuerzo aún mayor". "Esto choca frontalmente con el incremento de una tasa que afecta directamente a una fiesta capital en Sevilla" y cree que responde a "una concesión más de Espadas a la izquierda radical".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios