VUELOS Destinos para volar desde Sevilla este febrero

Sevilla

El PP de Sevilla llevará una moción urgente a Pleno para que se respete la propiedad de los bienes de la Iglesia

Dos turistas con mascarillas a los pies de la Giralda.

Dos turistas con mascarillas a los pies de la Giralda. / Juan Carlos Vázquez

El grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Sevilla presentará una moción urgente al Pleno, que se celebrará mañana jueves, en defensa al respeto a la propiedad de los bienes de la Iglesia para que se frene las reclamaciones, tras abrir el Gobierno la vía a reclamar los bienes inmatriculados por la Iglesia desde 1998

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla, Beltrán Pérez, ha reiterado que “el PP está en contra de la revisión y reclamación de las inmatriculaciones de los bienes de la Iglesia”. Pérez ha recordado que  “el único partido que votó en contra de la propuesta plenaria de Participa Sevilla e IU sobre las inmatriculaciones de la Iglesia de febrero de 2018 fue el PP. Tanto PSOE como CS votaron a favor, por lo que dicha moción fue aprobada”. Concretamente, en aquella propuesta se pedía que el Ayuntamiento de Sevilla recabara de los Registros de la Propiedad, la lista completa de los bienes inmatriculados en Sevilla al amparo del artículo 206 de la Ley Hipotecaria desde el año 1978 por la Iglesia Católica. 

En este sentido, el portavoz popular, ha pedido a Espadas que se retracte de dicha votación a favor y que se deje sin efecto esa propuesta aprobada en el Pleno de febrero de 2018. Pérez ha lamentado “el voto a favor a aquella propuesta por parte del alcalde del PSOE, Juan Espadas, y de CS, y que desde el gobierno municipal se diera alas a un movimiento que encuentra en la revisión de las inmatriculaciones de la Iglesia un simple ataque con motivo ideológico”. 

El portavoz del grupo popular ha señalado que “hasta 1998 estaba prohibida la inscripción en los Registros de la Propiedad de los templos destinados al culto católico. La Diócesis de Sevilla inmatriculó algunos bienes. A lo largo de los siglos, la propiedad por parte del Arzobispado y su Cabildo sobre su Catedral no ha sido cuestionada por nadie, hasta el punto de que, en el decreto de desamortización de 1841, en el que se establece que “todas las propiedades del clero secular… son bienes nacionales” (art. 1º), se exceptúan “los edificios de las Iglesias catedrales, parroquiales, anejos o ayuda de parroquia” (art.6º)”. 

Pérez ha concluido que “la iglesia en Sevilla es precursora del mantenimiento del patrimonio histórico-artístico de valor incalculable y es la mayor generadora de solidaridad por lo que no se le debe atacar por motivos ideológicos”. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios