Sevilla

La obra del Parque de la Ranilla arranca con menos plazo e inversión

  • Los trabajos comienzan el lunes con 3,75 millones y 10 meses de ejecución

El Ayuntamiento de Sevilla tiene previsto comenzar mañana las obras de construcción del nuevo Parque de la Ranilla, en el solar de 39.000 metros cuadrados de la antigua prisión Sevilla I, con una inversión final de 3,75 millones de euros y un plazo de ejecución de 10 meses. Estas cifras están muy por debajo de las previstas en la licitación, puesto que la obra salió a concurso en julio del año pasado por 5,03 millones de euros y un plazo de 15 meses.

El Consistorio recuerda que este gran espacio en la confluencia de la avenida de Andalucía con la Ronda del Tamarguillo no sólo acogerá el citado parque, sino también el edificio de las futuras delegaciones municipales de Movilidad, Convivencia y Seguridad y un centro cívico. Las obras de la Jefatura de la Policía Local en los terrenos de la antigua cárcel están paralizadas desde hace semanas y el proyecto acumulaba a finales de julio pasado un sobrecoste de 150.000 euros sobre los 17 millones iniciales, tras sufrir varios cambios de diseño en su interior. Será difícil, por tanto, cumplir los plazos marcados para la inauguración del edificio, prevista en principio para noviembre de este año.

Según el delegado de Urbanismo, Manuel Rey, el proyecto del parque "es un fiel reflejo de nuestro compromiso con la recuperación de un espacio degradado, como es la antigua cárcel. Este solar será una nueva conquista de la ciudad, que podrá disfrutar de un nuevo parque en un lugar necesitado de zonas verdes".

La idea es que el parque de la Ranilla se convierta en un paseo sobre lo que fue la antigua prisión y la finalidad del proyecto es "no es olvidar la cárcel que allí estuvo, sino integrarla en el discurrir mismo del nuevo parque de la Ranilla". El tratamiento del espacio ocupado por la antigua construcción estará diferenciado del resto de los recorridos peatonales mediante pavimento, arbolado de acompañamiento o pérgolas y fuentes ornamentales.

El proyecto del parque incluye la plantación de más de 250 ejemplares de arbolado de 30 especies diferentes, así como arbustos y flores vivaces. La Ranilla contará con cinco fuentes ornamentales, así como un estanque y un canal. Este canal será una referencia al arroyo del Tamarguillo, y enlazará los accesos norte y sur del nuevo jardín.

El parque tendrá cuatro accesos, uno por el antiguo módulo de acceso a la cárcel y otros tres en el nuevo cerramiento perimetral del recinto. Asimismo, se estructurará mediante una red de senderos que definirán parcelas ajardinadas rectangulares de unos 30 metros de anchura.

El parque incluye 655 aspersores, 78 farolas, 69 columnas de iluminación de 4,5 y seis metros de altura; 8.750 metros cuadrados de zona pavimentada y 51 bancos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios