Sevilla

Patrimonio autoriza las obras de restauración de la iglesia de Santa Clara

Visita realizada por el arzobispo y los técnicos al templo en mayo de 2019. Visita realizada por el arzobispo y los técnicos al templo en mayo de 2019.

Visita realizada por el arzobispo y los técnicos al templo en mayo de 2019. / D. S.

La Comisión Provincial de Patrimonio ha valorado positivamente los proyectos básicos de intervención redactados por el Arzobispado el Ayuntamiento en la iglesia, la sacristía y el compás del Real Monasterio de Santa Clara de Sevilla, así como de algunas dependencias de servicio agregadas modernamente, que carecen de carácter monumental. Estaba pevisto que estas obras terminaran este mismo año, para el valioso templo fuera inaugurado este mismo año, antes de la jubilación del arzobispo, monseñor Asenjo, aunque finalmente el retraso en la presentación del proyecto no lo hará posible.

Como consecuencia de la antigüedad de la construcción, cuya fundación data del siglo XIII a partir de un palacio musulmán, y de las sucesivas intervenciones sufridas a lo largo de la historia hasta el tiempo presente, Patrimonio informa que el edificio muestra una serie de daños debidos, por una parte, al envejecimiento de los propios materiales que se emplearon y, por otra, a la falta de obras de conservación e intervención del último siglo, motivo por el cual presenta una situación de generalizada de falta de estanquidad en las cubiertas con innumerables problemas de filtraciones; estructuras de forjados de madera en situación próxima al colapso, lo que origina además el desplome de muros por altas humedades de absorción; ausencia de una adecuada red de recogida y evacuación de aguas, así como, carpinterías por lo general irrecuperables.

El proyecto de intervención pretende cubrir una serie de necesidades del monasterio con usos distintos en dos áreas, aunque relacionados funcionalmente: recuperar el culto en la iglesia, por lo que es preciso disponer asimismo de sacristía, un despacho y una sala de reuniones; y disponer en el Espacio Santa Clara, de propiedad municipal, de unos recintos capaces de mostrar el patrimonio de la iglesia, lo que requiere recintos abiertos con el equipamiento estándar de oficinas y de uso público.

La gran variedad de obras a realizar en el edificio abarcan desde la reparación de una relevante carpintería de lazo, como la consolidación, aplome y atirantado de la espadaña, la reconstrucción y consolidación de múltiples forjados y la redistribución de la crujía adyacente a la iglesia, siempre con la voluntad de insertarse en un plan de intervención general del Monasterio de Santa Clara, lo que dificulta establecer con precisión criterios de actuaciones fijas para todo el conjunto. No obstante, todos estos trabajos se basan en unos criterios básicos de respeto y valoración de la arquitectura existente, como pueden ser el de mínima intervención, la autentificación de cada elemento o el empleo no restrictivo del criterio de diferenciación.

El proyecto de intervención distingue, además, entre reparaciones, reposiciones de elementos perdidos o deteriorados y las nuevas actuaciones. En estos casos, las técnicas y materiales a emplear son fundamentalmente idénticos a los elementos que se van a restaurar. Como ejemplo cabe citar la intención de consolidar el artesonado del techo de la iglesia, que está decorado con una carpintería de lazo prácticamente perdida, y una interesante policromía que ya ha soportado una intervención que, en su momento y ante la imposibilidad de su restauración, se optó por colgarla de una estructura metálica y sobre la que se dispuso el tejado a dos aguas, de modo que es pretensión de este proyecto volver a recuperar esta carpintería de lazo y en la medida de lo posible devolverle su función portante.

Actuación de urgencia en el convento de Madre de Dios

El presbiterio del convento de Madre de Dios. El presbiterio del convento de Madre de Dios.

El presbiterio del convento de Madre de Dios. / Belén Vargas

Patrimonio también ha autorizado la ejecución de obras de conservación de carácter urgente para solventar la situación de estabilidad en la que se encuentra el arco toral del Convento de Madre de Dios en Sevilla. El acuerdo de la Comisión Provincial de Patrimonio de fecha 21/11/2018 sobre el proyecto básico de intervención en el Convento e Iglesia de Madre de Dios, planteaba una incertidumbre sobre la manera en que se desarrollarían las actuaciones en el transcurso del tiempo, entendiendo que, siendo todas básicamente correctas, no se definían el orden y las fases en las que se adoptarían, por lo que el sentido de la autorización del proyecto básico quedaba, en general, a la expectativa de las soluciones concretas para cuando se especificasen en el correspondiente proyecto de ejecución definitivo.

Una vez analizado el correspondiente a la primera fase, que actualmente está en fase de ejecución, y que contempla la actuación en la parte sur de las cubiertas de la iglesia, se ha constatado que es sobre el arco toral del convento donde se acumulan una serie de problemas que se evidencian mediante la fractura vertical de los basamentos de piedra donde se apoyan las columnas que descansan en el arco.

Una vez iniciadas las obras, que han franqueado el acceso directo a las cámaras sobre las armaduras, se ha podido comprobar, entre otros daños, la existencia de enormes grietas verticales de aproximadamente 120 mm de ancho en el encuentro del muro del arco toral con los muros de la fachada de la calle San José.

Los andamios llegan al convento de Madre de Dios Los andamios llegan al convento de Madre de Dios

Los andamios llegan al convento de Madre de Dios / José Ángel García

También se han constatado la existencia de grietas de forma parabólica en la zona inferior de arco toral que alcanzan hasta la zona superior del muro, además de la existencia de una grieta en clave y laterales de arco toral, con una deformación de fábrica del arco en la zona central con desplazamiento vertical de unos 95 mm. Este desplazamiento arrastra a su vez los paños de testero de las armaduras de nave y presbiterio. Además de la existencia de importantes desencajes entre cuadrales y estribos. Como consecuencia de este conjunto de factores, se estima que la carga del arco toral no se traslada a los grandes muros de la fachada, sino que desciende por el propio muro, lo que, previsiblemente, es la causa de los grandes daños que presenta el basamento de las columnas laterales donde se apoya del arco toral.

Por los motivos expuestos se considera absolutamente necesario y urgente acometer, entre otras, las siguientes actuaciones: instalar cerchas a cada lado del arco toral para así trasladar la carga a los muros laterales, además del cosido de las grietas en la zona vista de arco toral mediante la introducción de barras de acero para coser las grietas.

La Comisión ya aprobó en su anterior reunión la segunda fase de las obras de este histórico e importante cenobio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios