El patrimonio de la Iglesia

Piden que la Giralda y la Catedral sean propiedad pública

  • Una plataforma civil exige a la Junta que se haga público el listado de bienes inmatriculados por el Arzobispado de Sevilla

El Patio de los Naranjos de la Catedral, con la Giralda al fondo. El Patio de los Naranjos de la Catedral, con la Giralda al fondo.

El Patio de los Naranjos de la Catedral, con la Giralda al fondo. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 12

"Que la Giralda, la Catedral y el Patio de los Naranjos vuelvan a ser de todos". Con estas palabras resumía esta mañana Guillermo Casellas, portavoz de la Plataforma en defensa del patrimonio de Sevilla, la intención que persigue esta asociación, que ha entregado un escrito en el Palacio de San Telmo, sede de la presidencia de la Junta de Andalucía, para que Susana Díaz los reciba. 

Es la segunda reunión que intentan mantener los últimos meses. La primera fue solicitada con el arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo. Hasta ahora no han recibido respuesta. Eduardo López, otro de los portavoces de la plataforma, explicó que a la presidenta andaluza le han pedido que se haga público el listado de bienes inmatriculados por la Iglesia católica desde 1978. López detalló que desde entonces la "jerarquía eclesiástica" se ha "beneficiado" de una ley "anticonstitucional", pues con ella se "favorece" a una confesión religiosa. "Este procedimiento atenta contra la igualdad y contra la aconfesionalidad del Estado", subraya el representante de la mencionada plataforma. 

Casellas, por su parte, fue bastante duro con el prelado hispalense. Aseguró que ya inmatriculó la Mezquita de Córdoba a nombre de la Iglesia cuando fue obispo de la ciudad califal, una operación que volvió a realizar en 2010 tras ocupar la sede sevillana. "La Conferencia Episcopal, cuando la dirigía Rouco Varela, fue la que se encargó de dirigir estos procedimientos. La inmatriculación de la Catedral, la Giralda y el Patio de los Naranjos de Sevilla se hizo sólo por 30 euros", agregó Casellas. 

Ambos representantes recordaron, además, que durante el Gobierno de Aznar se otorgó a los obispos poder notarial para llevar a cabo este tipo de operaciones. Abundaron en que se muestran conformes con el uso cultual de los templos, pero consideran que ha de ponerse fin a que "la jerarquía de la Iglesia se apropie de bienes inmuebles".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios