Sevilla

Los clásicos se repiten en la nueva Selectividad

  • Pío Baroja, la pérdida de las colonias, los gobiernos democráticos y el fenómeno 'mannequin challenge' abren la primera Selectividad de la Lomce.

Alumnos examinándose de Selectividad. Alumnos examinándose de Selectividad.

Alumnos examinándose de Selectividad. / B. Vargas

A más de uno le sorprendió ayer leer en la opción B de la prueba de Lengua Castellana y Literatura de Selectividad el título Los intereses creados. No se trataba de la famosa obra de Jacinto Benavente, sino de un texto periodístico sobre el fraude bancario y la burbuja hipotecaria e inmobiliaria publicado el pasado marzo en InfoLibre.

"Cuando vi la primera frase del texto se me paró el corazón. No me había preparado nada de ese autor, pero cuando me di cuenta que era un texto con tantos términos económicos no fue mejor. Menos mal que siempre me quedaba la otra opción, un clásico, Pío Baroja", señaló ayer tras la prueba una alumna del Colegio de Fomento Entreolivos, de Dos Hermanas.

El escritor vasco y su Árbol de la ciencia cerró el pasado mes de septiembre la última convocatoria de la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) de la antigua LOE (Ley Orgánica de Educación) y ayer inauguró la primera Selectividad de la Lomce (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa), una prueba que mantiene la estructura de años anteriores aunque con distinto nombre.

Cerca de 10.000 jóvenes se presentaron ayer a los exámenes de Selectividad en Sevilla. Un total de 8.667 se examinaron en la Universidad de Sevilla, la institución andaluza con más alumnos; y 1.224 en la Universidad Pablo de Olavide. Las pruebas se desarrollaron sin ningún incidente destacable a pesar, incluso, del fuerte calor. En este sentido, y ante las previsiones de altas temperaturas, la Hispalense comenzó a refrigerar todas las aulas habilitadas para las pruebas desde las siete y media de la mañana, una hora y media antes de que empezara el primer examen, según apuntó ayer su vicerrectora de Estudiantes, Pastora Revuelta.

Otro tema clásico se repitió en la prueba de Historia de España: la pérdida de las colonias españolas en 1898. Ésta ha sido la única asignatura donde sí se han introducido importantes cambios con respecto a convocatorias anteriores. Por un lado, se ha ampliado el temario y, mientras que antes los estudiantes sólo eran examinados del siglo XIX y XX, con la Lomce pueden ser cuestionados de todos los periodos desde la Prehistoria. La segunda novedad ha sido el contenido. Han desaparecido los comentarios de textos e imágenes y el examen consta de un tema principal a desarrollar y seis preguntas breves.

"Hasta febrero no supimos con exactitud cómo iba a ser el examen y en clase no hemos dado la Prehistoria", comentó Gonzalo Fernández, alumno del Colegio de Fomento Tabladilla, antes de entrar en esta prueba en el campus de Pirotecnia, una de las 21 sedes habilitadas por la Hispalense. Sus compañeros Ramón Ortiz y Manuel Jurado repasaban a última hora sus apuntes. "Dicen que va a caer la Transición y yo no la llevo bien preparada", reconoció Ortiz. Y así fue. La opción B del examen de Historia de España tuvo como tema principal los gobiernos democráticos desde 1979 a 2000.

El resto de preguntas breves fue un mixto sobre los Decretos de Nueva Planta, la Primera República Española, el regreso de los Borbones a España en 1975, la Reconquista y la dictadura de Primo de Rivera. Pero antes de esta prueba los alumnos tuvieron que hacer frente al examen de Lengua Extranjera, que, por primera vez, se adelantó a las once de la mañana, dejando Historia de España para el final de la jornada. "Han dejado la asignatura más dura para el final, cuando estamos más cansados", se quejaba un estudiante del Colegio Santa Joaquina de Vedruna.

La prueba de Inglés también contó con dos opciones, una con un texto sobre el origen del fenómeno mannequin challenge y otro sobre las constelaciones y los signos del zodiaco.

A finales de 2015, todos los rectores del Distrito Único Andaluz se comprometieron a mantener "las reglas del juego" para que los alumnos que entonces cursaban 1º de Bachillerato y que ahora se examinan de Selectividad tuvieran las mismas oportunidades que sus compañeros a pesar de los cambios que implantaba la Lomce, recordó ayer Pastora Revuelta, vicerrectora de Estudiantes de la Universidad de Sevilla.

Pero el cambio de sistema ha traído ciertas ventajas para aquellos que suspendieron Selectividad en septiembre y los que arrastran asignaturas de la LOE, ya que estos están exentos de realizar la prueba este año y su nota de acceso a la Universidad, en Andalucía, es su media de Bachillerato (sobre 10). Si se quiere subir nota no es necesario presentarse a la prueba completa, sino sólo a la fase de admisión, que comienza hoy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios