Pleno municipal

Luz verde a cambiar el PGOU para reformar edificios parcialmente fuera de ordenación

  • La medida, que sale adelante con el apoyo de PSOE, C's y PP, eliminará la inseguridad jurídica" de unos 500 edificios con problemas de altura. 

El alcalde Juan Espadas junto al concejal Antonio Muñoz durante el Pleno El alcalde Juan Espadas junto al concejal Antonio Muñoz durante el Pleno

El alcalde Juan Espadas junto al concejal Antonio Muñoz durante el Pleno / José Ángel García

Comentarios 2

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado inicialmente, con el apoyo de PSOE, PP y C's, el voto contrario de Participa Sevilla y la abstención de IU, la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) relativa al artículo que regula los edificios fuera de ordenación, para permitir obras de reforma o ampliación en los inmuebles declarados en esta situación que sólo sean parcialmente incompatibles con la nueva ordenación.

En su intervención, el concejal de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, el socialista Antonio Muñoz, ha defendido esta modificación que pretende "resolver los problemas de los sevillanos y eliminar una inseguridad jurídica" de unos 500 edificios con problemas de altura. "No se trata de cambios de uso, sino de solventar el problema de edificios históricos que exceden en altura y que ya estaban construidos cuando cambia la norma", añade. "Hay un problema en el centro histórico de la ciudad al impedirse realizar esas obras de reforma y hay que eliminar esa doble normativa para estos inmuebles", añade, recordando que "han sido muchos los sevillanos que han desistido de la obra de reforma cuando se les ha explicado la situación".

De su lado, el portavoz del PP, Beltrán Pérez, ha destacado el voto positivo de su formación "por la responsabilidad de colaborar con el gobierno cuando la ciudad lo necesita" y al considerar que hay que dotar de "coherencia" el PGOU. Entiende que este planeamiento urbanístico "no es actualmente un instrumento útil" para el desarrollo de la ciudad e insta a reflexionar sobre su reforma. Asimismo, la concejal del PP María del Mar Sánchez Estrella espera que con esta modificación "se ponga punto y final al disparate de someter un inmueble a dos regímenes urbanísticos distintos" y exige garantías que no haya modificaciones de uso.

El portavoz de C's, Javier Millán, aboga por permitir reformas de edificios del Casco Histórico que se encuentran por encima de la altura vigente y cuya modificación de la redacción de la norma se aprobó cuando ya estaban hechos. "Actualmente, llegan a quedar abandonados por esta situación", añade, instando a "alejar el fantasma de la especulación" de esta modificación. Pone como ejemplo que las tres ultimas plantas del edifico del Banco Popular están fuera de ordenación y no pueden reformarse, "por lo que no puede haber un proyecto unitario"; al igual que ocurre con el de Vilima. "Confiamos en los criterios de los técnicos de Urbanismo y no es especulación, sino avanzar y flexibilizar la normativa urbanística", sentencia.

Asimismo, la portavoz de Participa Sevilla, Susana Serrano, ha pedido al gobierno local que sea "sincero" con al ciudadanía porque asegura que esta modificación "está relacionada con cambiar los usos de los edificios y sacar adelante proyectos que en muchos casos son hoteles". "Hay que usar las vías legales que se han acordado entre todos y no saltarse la normativa para favorecer actuaciones inmobiliarias", añade, lamentando que se estén "ninguneando de nuevo las mesas del PGOU". "Espero que no haya un daño irreparable", concluye.

Por último, el portavoz de IU, Daniel González Rojas, no ha negado la existencia de "un problema o una anomalía" ante el hecho de que en un mismo edificio haya dos regímenes aplicables. Sin embargo, su formación se ha abstenido a la espera que se atiendan las alegaciones, ya que rechaza la argumentación planteada del Ayuntamiento para la modificación. "Mientras el concejal da lastimita diciendo que hay mujeres mayores que necesitan ascensor, la motivación de la modificación del PGOU habla de inversores de hostelería y restauración. Si hay un problema para alguna persona con el ascensor, que se arregle, pero la redacción del artículo se tiene que mejorar y evitar toda sombra de dudas", recalca.

Al respecto, Muñoz ha replicado a Rojas que sus palabras se refirieron a que, "en algunos casos, por no entenderse la colocación de un ascensor como reforma, se impedía que se hiciera". Además, ha recordado que este viernes se inicia la andadura de la modificación y ha compartido la apuesta por la mejora de la redacción de la parte justificativa y sustancial del expediente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios