el conflicto del taxi

La Policía imputa a otros dos taxistas de la banda del aeropuerto

  • La operación de la Brigada Provincial de Información suma ya 32 personas investigadas, cinco de ellas detenidas

Dos policías nacionales observan un taxi en el aeropuerto de San Pablo Dos policías nacionales observan un taxi en el aeropuerto de San Pablo

Dos policías nacionales observan un taxi en el aeropuerto de San Pablo / antonio pizarro

Comentarios 13

La Policía Nacional citó este lunes como investigados a dos taxistas más, en el marco de la operación que la Brigada Provincial de Información mantiene abierta contra un grupo de conductores que rinden habitualmente en el aeropuerto de San Pablo. Con estos dos nuevos imputados, son ya 32 los profesionales del sector que han pasado en los últimos tres meses por las dependencias de la Jefatura Superior. Cinco de ellos lo hicieron en calidad de detenidos y quedaron después en libertad con cargos, mientras que los 27 restantes fueron citados como investigados. Los dos que acudieron ayer a la Jefatura se acogieron a su derecho constitucional a no declarar.

La práctica totalidad de los imputados son taxistas del aeropuerto y muchos de ellos pertenecen a la asociación Solidaridad del Taxi, mayoritaria en la terminal. El abogado de esta asociación, Francisco Vélez, acompañó este lunes a los taxistas durante el tiempo que estuvieron en la Jefatura de Policía. La sede de Solidaridad, que se encuentra en un local cedido por AENA y que tiene cafetería y gimnasio, fue registrada el pasado domingo 4 de junio por los agentes de la Brigada de Información, que decomisaron discos duros y material informático para su posterior análisis. A todos los investigados se les imputan varios delitos, entre ellos el de pertenencia a organización criminal. Coincidiendo con el registro, la Policía cerró la zona en la que aparcan los taxis, conocida como el Palenque, e inspeccionó todos los vehículos que se encontraban en ese momento allí. En el maletero de uno de los coches, los policías hallaron huevos, jeringuillas, un punzón y una capucha. Los investigadores creen que los huevos podrían ser para arrojarlos a los vehículos de alquiler con conductor, las jeringuillas para rellenar estos huevos de ácido decapante o pintura para dañar las carrocerías, el punzón para pinchar los neumáticos y la capucha para ocultarse de las cámaras de videovigilancia.

Los dos taxistas citados se acogieron a su derecho a no declarar

Solidaridad del Taxi, por el contrario, niega estas acusaciones y sostiene que el taxista detenido es granjero y lleva los huevos al aeropuerto para hacer trueques, mientras que las jeringuillas son para inyectar aceite al motor y otras piezas del coche y el punzón es en realidad un destornillador de bola, mientras que la capucha estaría en el maletero desde el invierno y es para combatir el frío. Dos días después del registro, la Policía detuvo a otros dos conductores por su presunta participación en los ataques y sabotajes a los vehículos de alquiler con conductor. Estos tres últimos arrestos se completan con los dos primeros, que fueron en el mes de marzo.

Esta investigación surgió a raíz del más de medio centenar de denuncias presentadas por las empresas de vehículos de alquiler con conductor, con licencia VTC, que operan en Sevilla. Las primeras agresiones ocurrieron en el aeropuerto de San Pablo, y luego los episodios violentos se han ido trasladando a otros puntos de la ciudad. Esta operación no está relacionada con el incendio de los nueve vehículos que reforzaban el servicio de la empresa Cabify en la Feria de Abril, que es un asunto que lleva la Guardia Civil, puesto que ocurrió en Castilblanco.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios