Sevilla

Polígono Sur: El barrio más pobre de España se apaga a diario

  • Las Tres Mil Viviendas sufren continuas interrupciones en el suministro eléctrico y llevan varios incendios provocados por los enganches ilegales y la demanda energética

Los Bomberos y la Policía Local, en una intervención el pasado lunes. Los Bomberos y la Policía Local, en una intervención el pasado lunes.

Los Bomberos y la Policía Local, en una intervención el pasado lunes. / M. G.

El barrio más pobre de España, el Polígono Sur de Sevilla, está sufriendo un verano de cortes continuos de luz y de apagones que a veces se prolongan hasta seis o siete horas. Las interrupciones en el suministro son continuas y se han declarado varios incendios de tipo eléctrico en las últimas semanas. Varios cuadros eléctricos de edificios han ardido y recientemente se incendió un transformador en la barriada de Martínez Montañés. El deterioro de las instalaciones y, sobre todo, la sobrecarga de las mismas por el elevado gasto energético que precisan las plantaciones de marihuana que se ocultan en muchas de las viviendas del barrio explican lo que está sucediendo.

Además, han reventado varias arquetas y las intervenciones de los Bomberos son continuas en la zona. El pasado lunes, por ejemplo, se produjo una en las inmediaciones de la galería comercial de la barriada de Murillo. El agujero quedó delimitado con una valla. Pero no es el único que hay en el barrio. En algunas plazas interiores de la zona conocida como Los Verdes existen varios boquetes similares, que se han quedado abiertos y a los que algunos vecinos han arrojado basura, con el riesgo de que cualquier niño pueda meterse en ellos y sufrir un accidente grave.

Boquete en el acerado. Boquete en el acerado.

Boquete en el acerado. / M. G.

En la zona más deprimida del barrio, Las Vegas, ha habido al menos dos incendios de cuadros eléctricos en las últimas dos semanas. En la otra parte de la barriada Martínez Montañés, las 854 viviendas, ardió hace unos días el transformador que da servicio a la barriada. “Urge una solución porque en el barrio viven muchas personas mayores, que tienen que respirar con la ayuda de máquinas de oxígeno o que precisan de camas eléctricas”, explicó a este periódico Rafael Pertegal Santiago, miembro de la asociación de vecinos Martínez Montañés. Este dirigente vecinal se ha reunido en los últimos días con la concejal del distrito Sur, Marisa Gómez, para trasladarle la inquietud de los residentes en el barrio sobre este asunto.

El dirigente vecinal explica que hay muchos enganches ilegales, pero eso no significa que los vecinos que sí cumplen con las cuotas y que tienen las facturas al día tengan que sufrir estos cortes de luz con asiduidad. Pertegal ha pedido también un encuentro con el comisionado para el Polígono Sur, Jaime Bretón, con el que se muestra muy crítico. “Es un hombre al que le gusta mucho aparecer en la prensa pero de momento el barrio no ha mejorado en nada con él. Tampoco lo hizo con los anteriores. Ya hace mucho (16 años) que se creó la figura del comisionado y el resultado es el mismo: el Polígono Sur sigue siendo el barrio más pobre de España a pesar del dinero que aquí se ha invertido”.

Uno de los cuadros eléctricos que ardió recientemente. Uno de los cuadros eléctricos que ardió recientemente.

Uno de los cuadros eléctricos que ardió recientemente. / M. G.

Entre los dos núcleos residenciales que componen la barriada de Martínez Montañés hay un descampado en el que ahora se levanta la Factoría Cultural, el edificio que estaba llamado a ser el motor de la regeneración del barrio. El inmueble tiene una fachada de cristal que hoy está llena de agujeros causados por las pedradas que algunos les han lanzado. El solar se habilitó como aparcamiento y se cerró con vallas. Se las han llevado todas. Hoy sólo quedan los palos verticales, y ni siquiera todos, y la estructura de la puerta automática que cerraba el parking.

En Los Verdes, frente a la Factoría, se oye el canto de los gallos y hay mucha gente en la calle. Casi todos con mascarillas, eso sí. Otro vecino, José Muñoz, insiste en el asunto de los apagones. “He tenido que tirar comida que se nos ha puesto mala. Y no es el mejor momento para esto. Nunca es bueno, pero ahora, con la crisis que se nos avecina, menos. Es algo que se debe solucionar cuanto antes porque queda mucho verano, las temperaturas son muy altas y no podemos estar sufriendo apagones un día sí y otro también”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios