Sevilla

Prisión para un médico por grabar a más de 100 pacientes sus partes íntimas

  • Las grabaciones fueron realizadas con el teléfono móvil en sus consultas de las localidades de Morón de la Frontera, Sevilla, Badolatosa y Estepa, así como en asistencias a domicilio

La Guardia Civil ha detenido a un médico por hacer grabaciones de las partes íntimas de sus pacientes en la consulta. El facultativo arrestado tiene 64 años y ejercía su actividad profesional en varias localidades de Morón de la Frontera, Sevilla, Estepa y Badolatosa, donde tiene sus despachos y consultas y donde se han practicado hasta cinco registros en el curso de las investigaciones.

La denominada Operación “Vicónsul" se inició tras la denuncia de una paciente, que afirmó haber sido grabada por dicho médico, mientras le auscultaba, cuando acudió a consulta por un fuerte dolor en el pecho. Tras la denuncia, los agentes realizan investigaciones encaminadas a comprobar la veracidad de los hechos, pudiendo confirmar en el curso de las pesquisas no sólo la existencia de un video de naturaleza sexual en el teléfono móvil del facultativo que acreditaría los hechos denunciados inicialmente, sino que vendría realizando este tipo de prácticas durante más de dos años, existiendo un número extenso de víctimas que pudiera ser superior a 100.

El médico se aprovechaba de la confianza de sus víctimas, que acudían a consulta con una dolencia, para auscultarle la zona del pecho, o inspeccionar la zona vaginal o anal, realizando grabaciones de vídeo con su teléfono móvil, el cual tenía siempre en el bolsillo de la camisa, con la cámara apuntando hacia fuera.

Actuaba de esta manera, no sólo en las consultas, sino también en atenciones médicas que prestaba a domicilio. Aparte de realizar este tipo de grabaciones de naturaleza sexual haciendo uso de la superioridad que le confería el ejercicio de su profesión, también lo hacia aprovechando descuidos en la vía pública.

Una vez realizadas estas pesquisas de investigación y presentadas a la autoridad judicial, se solicita al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Estepa (Sevilla), mandamiento de entrada y registro, siendo autorizado el mismo, realizando tres entradas-registro en domicilios relacionados con el facultativo, así como en dos de las consultas médicas donde ejercía su actividad profesional, escenario de numerosos hechos delictivos.

En los registros se han intervenido varios ordenadores portátiles, un bolígrafo espía y multitud de dispositivos de almacenamiento masivo de archivos, que pudieran contener archivos multimedia de naturaleza sexual, con el fin de esclarecer nuevos delitos y lograr identificar nuevas víctimas.

El detenido, de 64 de años, ha sido puesto a disposición de la Autoridad Judicial, que ha decretado su ingreso en prisión de forma preventiva, atendiendo a la gravedad de los delitos esclarecidos.

 

 

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios