Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Sevilla

Retiran una escultura de la Plaza de América tras un acto vandálico

  • El Ayuntamiento está restaurando una de las niñas de la Fuente de las Palomas

Las palomas se posan en el pedestal de una de las fuentes sin la figura de la mujer que ha sido retirada. Las palomas se posan en el pedestal de una de las fuentes sin la figura de la mujer que ha sido retirada.

Las palomas se posan en el pedestal de una de las fuentes sin la figura de la mujer que ha sido retirada. / Juan Carlos Vázquez

El vandalismo que no cesa en el Parque de María Luisa. El Ayuntamiento ha tenido que retirar una de las fuentes de cerámica de la Plaza de América tras sufrir un acto vandálico hace unas semanas. Se trata de una de las dos niñas de cerámica que se encuentran en la conocida popularmente como Plaza de las Palomas, en el extremo más próximo a la Avenida de la Palmera.

Estas delicadas piezas de cerámica ya han sufrido en diversas ocasiones el ataque de los vándalos. Primero fueron decapitadas, hasta que el Ayuntamiento optó hace unos años por retirarlas definitivamente, para devolverlas posteriormente a este lugar tan emblemático del parque y de la ciudad. La desaparición de una de las fuentes fue denunciada en Twitter por Cultura de Sevilla, y rápidamente generó un sinfín de comentarios sobre el mal estado de conservación del Parque de María Luisa.

La Plaza de América fue proyectada y dirigida por el arquitecto Aníbal González e inaugurada en 1916. Como se explica en el inventario municipal de los monumentos, "en 1964 el artista Juan Ramón Lafita Seva ejecutó un total de seis fuentes de agua potable, cuyo principal distintivo era la figura de una mujer sedente que sostenía un plato. El vandalismo provocó la pérdida de cinco de estas figuras, quedando una que actualmente se custodia en los almacenes municipales. En 1993 fueron colocadas en la Plaza de América dos copias con ligeras variantes, obras de Emilio García Ortiz, que hoy no se conservan".

Las llamadas Fuentes de las Palomas no son los únicos elementos del Parque de María Luisa que sufren actos vandálicos con asiduidad. El material cerámico con el que se decora prácticamente toda la zona verde es muy vulnerable a cualquier ataque. En la Plaza de España es habitual la pérdida de piezas. Hace unas semanas, las recién restauradas esculturas del monumento a Bécquer también sufrieron los estragos de esta lacra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios