Urbanismo

Revés judicial al hotel de lujo de Castelar

  • Una sentencia rechaza el recurso de la cadena Mercer para lograr la licencia denegada por Urbanismo la reforma del proyecto

El ‘hall’ de un establecimiento hotelero que tiene una categoría de gran lujo. El ‘hall’ de un establecimiento hotelero que tiene una categoría de gran lujo.

El ‘hall’ de un establecimiento hotelero que tiene una categoría de gran lujo. / José Ángel García

Revés judicial al hotel de lujo de Castelar. La Gerencia de Urbanismo ha quedado enterada de una sentencia favorable a los intereses del Ayuntamiento dictada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 12 en Sevilla tras el recurso interpuesto por la cadena Mercer contra la desestimación del recurso de alzada que el negocio hotelero interpuesto el 2 de octubre de 2017 contra un acuerdo de la comisión ejecutiva, por el que se acordó denegar una licencia urbanística de reforma del proyecto que previamente había obtenido permiso para el inmueble. Los técnicos entienden que el dictamen del juez desestima el resto de pretensiones.

El relato de los hechos es el siguiente: la parte demandante solicitó una licencia de obras para un proyecto de reforma en el edificio del hotel de cinco estrellas consistente en la ejecución de un sótano de instalaciones, y la modificación de elementos protegidos, distribución, acabados y cubiertas.

Urbanismo denegó ese permiso basándose en un informe previo de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, que no autorizaba el proyecto por contener actuaciones no legalizables. Además, la documentación conminaba a la cadena Mercer a legalizar aspectos del proyecto presentado. La sentencia emitida recoge que en vez de atender esa recomendación/exigencia de Patrimonio, el negocio hotelero optó por pedir en vía judicial que se declarase su derecho a la licencia de ese proyecto no subsanado e ilegal.

Este varapalo en los tribunales se produce casi un mes después de que la Gerencia desestimara un escrito de alegaciones presentado por la cadena Mercer, por lo que debe restituir todas las obras que los técnicos consideran que no son legalizables, como las terrazas o la barra de bar de la planta ático.

Los técnicos entienden que el dictamen desestima el resto de pretensiones del negocio

En el expediente de Urbanismo sobre el hotel de lujo se detallaba que los trabajos de restitución ordenados consistían en devolver al estado originario las cubiertas de la primera crujía mediante la ejecución de un tejado a dos aguas, con la eliminación de las terrazas realizadas; la reconstrucción de la semicúpula demolida que corona la escalera principal, con sus espesores y características formales constructivas; y la recuperación del zaguán con la reducción del ancho de los huecos de paso laterales mediante unos tabiques en la misma posición de los originales.

Otras medidas ordenadas por los técnicos de la Gerencia fueron la reubicación de la fuente del patio principal al centro del espacio, en su lugar originario y con las características originales; el desmontaje y eliminación del macrotoldo corredizo en planta ático que cubre el patio principal, de los cuatro toldos plegables en planta segunda anclados en la primera crujía, y de la barra de bebidas existente en el ático para desmantelar su uso, dejando exclusivamente el espacio libre y expedito para el refugio de personas procedentes del desembarco de los ascensores adyacentes.

Por último, la cadena Mercer debía realizar la ejecución de acabado (pintura o revestimiento) en color blanco del tubo de extracción de humos existente para mimetizarlo con el resto de la edificación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios