Sevilla

Riestra abandona la Jefatura de Policía dos años después del robo de la droga

  • El jefe superior de Policía de Andalucía Occidental será nombrado en las próximas semanas consejero de Interior en la legación diplomática de España en Marruecos

Enrique Álvarez Riestra dejará en las próximas semanas la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Occidental para ocupar un alto cargo en la Embajada de España en Rabat (Marruecos), según confirmaron a este periódico en fuentes policiales.

Su marcha se produce tras seis años como máximo responsable de la Jefatura, que se ha visto azotada en los últimos tiempos por el escándalo del robo hace dos años de más de 150 kilos de cocaína y heroína, y que ha tenido que hacer frente a la complicada investigación del asesinato de la joven Marta del Castillo, cuyo cuerpo sigue sin aparecer, y que motivó diversas críticas a la labor policial.

Durante su mando, la Policía Nacional ha esclarecido otros sucesos destacados ocurridos en la ciudad hispalense, como el crimen del celador Gaspar García Toribio, cuyo asesino fue detenido precisamente cuando regresaba de su fuga a Portugal; o el atropello mortal de Benjamín Olalla, que concluyó con la detención del bailaor Juan Manuel Fernández Montoya, Farruquito, tras varios meses de un intenso trabajo realizado por parte del Grupo de Homicidios de la Policía sevillana. En este tiempo también se han producido otros hitos como la máxima ocupación de la plantilla del Cuerpo, en el que a fecha de hoy sólo quedan 24 plazas vacantes -que van a ser cubiertas en breve- y se ha pasado de contar con siete patrulleros por turno a una cifra de entre 45 y 60, lo que redunda en un aumento de la seguridad ciudadana. Desde que es jefe superior de Policía de Andalucía Occidental, las estadísticas sobre criminalidad también le han resultado favorables: los niveles de delincuencia han ido descendiendo año tras año.

Enrique Álvarez Riestra (Oviedo, 1951), fue nombrado jefe superior de Policía en julio de 2004, en sustitución de Antonio Bertomeu, que dejó el cargo para incorporarse a la dirección de los servicios de seguridad de la compañía Renfe.

Riestra llegó a Sevilla en 1998, tras haber dirigido la comisaría de Hospitalet de Llobregat durante un lustro, precisamente desde que ascendió a comisario, en el año 1993. Con anterioridad, había estado destinado en Avilés, donde fue jefe de Estupefacientes, Seguridad Ciudadana y finalmente estuvo al frente de esta comisaría asturiana.

Ya en su destino en Sevilla, Álvarez Riestra estuvo seis años como inspector regional de Servicios. Es licenciado en Magisterio y en Ciencias Policiales, está casado y tiene dos hijos, y cuenta con más de cinco condecoraciones, entre ellas la Cruz al Mérito Policial con distintivos rojos y blanco, también ha recibido más de cuarenta felicitaciones públicas por el desempeño de su trabajo.

En una entrevista publicada esta misma semana en este periódico, el jefe superior de Policía reconocía que la investigación policial desarrollada en el caso del asesinato de Marta del Castillo había sido "minuciosa, metódica y eficaz". La muerte de esta joven es, para Riestra, el crimen "más mediático", por cuanto considera que en Sevilla se han producido otros "más crueles", como el asesinato a tiros del celador Gaspar García tras haber atropellado a una niña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios