Coronavirus

Salud rescata más de 2.000 rezagados a la semana para vacunarse del Covid

Una solitaria sala de espera en el ‘vacunódromo’ del Estadio de la Cartuja en sus últimos días de funcionamiento hace un mes.

Una solitaria sala de espera en el ‘vacunódromo’ del Estadio de la Cartuja en sus últimos días de funcionamiento hace un mes. / Antonio Pizarro

La campaña de vacunación contra el coronavirus se ha ralentizado en el último mes. Si en junio y julio el porcentaje de personas inmunizadas subía rápidamente ante llamamientos masivos y citas previas, ahora apenas se notan incrementos de población vacunada. Es una situación ante la que la coordinación de vacunas Covid en la provincia de Sevilla no baja los brazos, pese a contar ya con una cobertura superior al 90% de la población diana.

"Mantenemos el reto de seguir avanzando para estar más protegidos e ir avanzando con mayores garantías de inmunidad, sobre todo, ahora que se acerca un periodo complicado por el impacto estacional en la circulación de virus respiratorios", afirma el enfermero referente provincial de Vacunación Covid y subdirector de Enfermería del Área de Gestión Sanitaria Sur, Adriano Sianes.

Según los datos actualizados cada día por la Consejería de Salud, la curva de vacunación contra el Covid-19 se ha estabilizado en las últimas semanas. Si en el mes de junio se llegaron a poner (entre el 18 y el 28, por ejemplo) cerca de 200.000 dosis (con espacios físicos habilitados al efecto), actualmente se estarían administrando "en torno a un 15% sobre dicha cantidad", destaca Sianes. Es decir, en el mes de junio se inyectaban unas 150.000 dosis semanales y en la última semana (con datos de martes a martes) se han quedado en unas 26.000. De ellas, sólo 1.834 se han destinado a primeros pinchazos, es decir, vacunas para aquellos rezagados que no iniciaron la pauta cuando les tocó por grupo de edad por diferentes razones y lo están haciendo ahora. La semana anterior fueron unas 3.000 y algo menos (2.870) en la semana del 12 al 19 de octubre). "Aquí se incluyen a los indecisos que se van sumando, pero también los que van entrando en los criterios de inclusión definidos", matiza Sianes. 

Para el enfermero referente en vacunas Covid en Sevilla son varios los condicionantes del porqué ahora el ritmo es más lento. En primer lugar, obviamente, porque el porcentaje de vacunados es ya muy alto, pero también es un problema de "conciencia, compromiso y decisión individual de cada uno".

"La estrategia ahora pasaría por cuestionarnos cómo podemos actuar para sensibilizar y convencer a estas personas que aún no se quieren vacunar", explica. "Bien es cierto que hay factores, como el contexto sociocultural en determinadas localizaciones, que puede implicar dificultades", añade. 

El enfermero hace alusión, en este punto, a determinados barrios donde la cobertura es significativamente más baja, en los que es más difícil la captación por teléfono por no tener contar con los datos personales actualizados en los sistemas de salud. "Además hemos encontrado una década de edad, de 30 a los 40 años, donde la cobertura igualmente es más baja que otras décadas", agrega.

De hecho, de los aproximadamente del los 1.706.000 mayores de 12 años que se pueden vacunar del Covid, según los datos que maneja el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), hay más de 125.000 que no lo han hecho aún. De ellos, unos 47.670 forman parte del grupo que tiene entre 30 y 39 años, mientras en torno a 20.000 tienen entre 12 y 19.

Precisamente en el grupo de edad de 30 a 39 la cobertura de vacunación era hasta ayer del 81,7%, cuando los que superan los 50 años llegan casi el cien por cien. En el caso de los de 12 a 19 años, la vacunación se sitúa en el 89,1%.

"Tenemos que reflexionar por qué nuestro mensaje no ha calado en determinados colectivos y aprender cómo podemos mejorar en educación para la salud en ellos. Existen citas libres incluso en el día en la mayor parte de los centros de salud y aún existen puntos sin cita para ser vacunados en el mismo día. Hemos puesto en marcha una campaña en redes sociales con diferentes personas del ámbito público de la cultura o el deporte con mensajes para aquellas personas que aún no se hayan decidido, aprovechando el tirón mediático que tienen, e incluso contamos con la colaboración de un centro comercial del Aljarafe donde se ha ubicado un punto de vacunación de lunes a sábado con horario de mañana y tarde donde el propio centro colabora dando publicidad y visibilidad al mismo. Hemos pasado de estar muy preocupados por optimizar el uso de viales a disponer de dosis más que suficientes", sostiene el enfermero.

A esas iniciativas se suman otras. Una campaña de captación telefónica que sólo en el distrito sanitario Sevilla cuenta con aproximadamente cinco enfermeras diarias dedicadas en exclusiva a este proceso. "Básicamente lo que se hace es extraer listados de personas sin vacunar para, en caso de tener dudas, aclararle lo que sea oportuno, explicarle los beneficios personales, de salud pública y sociales de la vacunación, y en caso de éxito, se les daba cita directamente en punto de vacunación para captación oportunista", explica.

Además de "aprovechar" el inicio de la campaña de gripe, para ofrecer la tercera dosis en personas que lo tienen indicado (mayores de 70 años). "Esto nos permite en un mismo acto vacunar tanto de gripe como de Covid, e incluso del Neumococo si cumple criterios. El acto de vacunación en estos casos es seguro y siempre hay que aprovechar estrategias oportunistas que impliquen coberturas vacunales óptimas. "Todo suma", añade.

Ahora mismo el ritmo de vacunación es de algo más de 5.000 dosis al día, teniendo en cuenta que la provincia se encuentra inmersa en plana campaña de refuerzo con la tercera dosis. En total, hay 1.581.819 residentes en la provincia de Sevilla con la pauta completa, el 81% de la población total.

"En general, son datos por los que debemos tener amplitud de miras y, si nos comparamos a nivel mundial, nuestras coberturas son ejemplares. Tenemos que estar satisfechos, tanto de nuestra ciudadanía como de nuestra sanidad; si bien no nos conformamos, existe aún margen de mejora", concluye Sianes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios