Sevilla

Ocho de los contagiados en la residencia de San Juan fallecieron tras su traslado al Alcora

  • El alcalde lamenta la "deslealtad" de la Junta por no informar al Ayuntamiento 

  • Aún así, defiende la profesionalidad de los trabajadores en un centro desbordado

  • El Ayuntamiento decreta tres días de luto oficial

La entrada a la residencia Joaquín Rosillo, en San Juan, este martes. La entrada a la residencia Joaquín Rosillo, en San Juan, este martes.

La entrada a la residencia Joaquín Rosillo, en San Juan, este martes. / Juan Carlos Muñoz

De los 24 residentes que, hasta el momento, han perdido la vida tras ser contagiados con Covid-19 en la residencia Joaquín Rosillo, ubicada en San Juan de Aznalfarache, un total de 16 lo hicieron en el propio geriátrico. Los ocho restantes han fallecido ya en el centro medicalizado que la Consejería de Salud habilitó en el Hotel Ilunion Alcora.

Son datos que, después de semanas sin tener una información oficial, ha trasladado la Junta al alcalde, Fernando Zamora (PSOE), a través del director general de Cuidadanos Sociosanitarios de la Consejería de Salud y Familias.

El Ayuntamiento se ha comprometido trasladar cualquier otra información a la ciudadanía, como ha hecho, desde el primer día, según ha recordado el edil.

En declaraciones a Europa Press, Zamora ha lamentado la "increíble deslealtad" que implica que, como alcalde, haya tenido conocimiento de estas muertes y de los 79 contagios en el centro "por una rueda de prensa" en la que el consejero de Salud abordó el asunto tras la denuncia pública de una familia. También habla de lo ocurrido como un "mazazo" en el pueblo.

El Ayuntamiento ha declarado tres días de luto oficial. En esta residencia privada con plazas concertadas, en la zona de Montelar, hay numerosos internos de San Juan, del resto de la comarca del Aljarafe y de la capital.

Las confirmación del consejero llegó después de que familiares de los residentes denunciaran a través de los medios de comunicación, en una queja al Defensor del Pueblo Andaluz y a los sindicatos la supuesta opacidad en la información sobre la evolución de la enfermedad en la residencia, que tuvo que ser "intervenida" por la Consejería de Salud hace ya varios días. 

Fernando Zamora ha defendido que algunos familiares de residentes del centro habían contactado con el Ayuntamiento porque "hacía tiempo que no sabían de sus abuelos". Ha sido en parte por la imposibilidad de los trabajadores de llamar y responder directamente a las demandas de información que llegaban masivamente.

Profesionales desbordados

La dirección tampoco facilitaba por teléfono a familiares el número de contagios y fallecidos, extremo que dice comprender en parte. Aún así, el regidor ha defendido que el centro cuenta con "grandes profesionales" y la situación "ha podido desbordar a todos". 

Zamora cree que ha habido, sobre todo, una falta de coordinación con la Junta y de transparencia a la hora de intervenir, por lo que ha reclamado "lealtad entre administraciones", recordando que ante la gran crisis sociosanitaria los ayuntamientos están afrontando labores "más allá" de su propias competencias.

"No queremos la información para venderla, sino para saber cómo actuar conjuntamente con las directrices de la Consejería" de Salud, ha aseverado el alcalde de San Juan recordando la demanda de los alcaldes de contar con información directa sobre el número de casos de Covid-19 en sus municipios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios